LA ENCERRONA

El gran reemplazo y su peligrosidad

Parece que volvimos a los tiempos de la barbarie de pensamiento y que todos los avances civilizatorios y sociales cada día se diluyen más

OPINIÓN

·
Adriana Sarur / La Encerrona / Opinión El Heraldo de México

"Detesto el racismo, porque lo veo como algo barbárico, ya venga de un hombre negro o un hombre blanco”. Nelson Mandela.

Pensar que los crímenes de odio realizados por Patrick Crusius y Payton Gendron (con tan solo 21 y 18 años, respectivamente), son solo resultado del contexto o que sean producto de ocurrencias serían visiones demasiado simplistas y reduccionistas. En mi columna anterior escribí acerca de los tiempos de odio en los que vivimos y cómo las palabras fungen como chispas en el comienzo de un gran incendio. En este sentido, y antes de las palabras, existe un basamento teórico y luego entonces, la formación de una ideología.

En ambas tragedias, los perpetradores de las masacres en El Paso y Buffalo, hicieron un estudio minucioso del contexto geográfico, étnico y social de sus víctimas; realizaron grandes traslados hasta el sitio “ideal” para su matanza; intentaron grabarse en video para dejar muestra del momento exacto al consumar sus calamidades; ambos dejaron pruebas de que sus actos no fueron casualidad ni fortuna mediante un manifiesto de varias páginas y; los dos jóvenes habían tenido acceso a horas y horas de lectura, cuartos de chats y videos acerca de la supremacía blanca y de la teoría del reemplazo.

TE PUEDE INTERESAR: La semilla del odio

Esta teoría tiene como autor a Renaud Camus, ideólogo y escritor francés con gran auge en el movimiento LGBT en la década de los años 70, a través de su libro “El gran reemplazo”, publicado en 2011. Este libro basado en la teoría de la conspiración manifiesta que existe un “plan maestro” para destruir la civilización europea debido a las políticas migratorias inclusivas, en su gran mayoría protagonizada por africanos y musulmanes, lo cual acabaría con los ciudadanos blancos cristianos y toda la cultura que de ellos emana. Gracias a esto, Renaud Camus se ha convertido en el referente de la ultraderecha francesa, europea, estadounidense y mundial, gracias a las tecnologías de la información.

Aunque esta teoría del reemplazo en sí no contiene nada nuevo respecto a que los valores cristianos de la población deben de prevalecer y, además, tiene que controlar y, en su caso, eliminar cualquier -otra- expresión, credo y raza, ha conectado con los jóvenes de todo el orbe al ganar millones de seguidores en redes sociales e incluso se pudo ver frases con el lema “no nos reemplazarán” en la toma del Capitolio en enero del 2021. Es evidente que teorías, frases y dichos que propagan el odio son altamente peligrosos para la sociedad mundial, especialmente para las y los niños y para la juventud, quienes crecen y fincan este repudio hacia cualquier diferencia entre la humanidad.

Así, en la era de la post verdad, de la información masiva e inmediata, del acceso indiscriminado de las armas (legal o ilegalmente), de la polarización y del fanatismo, estas teorías, palabras y líderes inconscientes provocan la violencia desmedida en la cual vivimos. Parece que volvimos a los tiempos de la barbarie de pensamiento y que todos los avances civilizatorios y sociales cada día se diluyen más. Es urgente combatir estas teorías segregantes, discriminatorias y de odio con tolerancia, con discursos e ideologías de unidad, con amor. No podemos volver a caer en atrocidades como las vividas en el nazismo, fascismo, apartheid y demás genocidios producidos por estos fundamentalismos.

POR ADRIANA SARUR
ADRIANASARUR@HOTMAIL.COM
@ASARUR

SIGUE LEYENDO

Mirar al sur

Indicadores para mejorar la realidad

PAL