METABASE

Riesgos cibernéticos para menores de edad

Cada día agregamos a nuestra rutina diaria alguna actividad nueva que requiere el uso de Internet, como descargar aplicaciones para mantenernos en contacto con seres queridos o transacciones bancarias

OPINIÓN

·
Anahí Lima / Metabase / Opinión El Heraldo de México

Cada día agregamos a nuestra rutina diaria alguna actividad nueva que requiere el uso de Internet, como descargar aplicaciones para mantenernos en contacto con seres queridos o transacciones bancarias. Aunado a esto, la pandemia potenció el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) dentro de los pocos espacios que aún no formaban parte de la revolución digital. Ahora, menores de edad se vieron en la necesidad de continuar con su educación a distancia a través de Internet.

A pesar de los beneficios que esto supone, también expone una gama de riesgos nuevos ante los que debemos prepararnos. En México, las infancias son más vulnerables en el espacio digital. Cuando hablamos de pornografía, 20% de este contenido involucra a menores de edad, nuestro país produce aproximadamente 75% de la pornografía a nivel mundial. Pero el uso de Internet sin medidas de prevención va más allá, puede aumentar la exposición de menores al cyberbullying o a distintas formas de abuso infantil y trata de personas.

La solución no es prohibir el uso del Internet, sino tomar las medidas necesarias para interactuar en un espacio seguro. En este sentido, la educación y el intercambio de información entre familias, así como escuelas y organizaciones dedicadas a la protección digital es fundamental.

Es importante comprender el porqué y cómo se llevan a cabo estas acciones contra la niñez. Generalmente, existe una relación asimétrica de poder entre alguien mayor que trace el camino para cometer un acto de abuso. Existe la falsa idea de que sin contacto físico no es abuso. Sin embargo, el abuso sexual infantil también se puede llevar a cabo en línea, a través de la exposición de material pornográfico, petición o envío de fotos o videos de índole sexual o al establecer una conversación con insinuaciones sexuales.

Para disminuir el riesgo en el mundo digital, AMITI WIT y Metabase Q, compartieron en un taller algunas de las medidas de protección que se pueden implementar para proteger a menores:

  • El uso de contraseñas seguras
  • No compartir ubicación ni datos personales
  • Restringir la audiencia que tienes en redes sociales a personas de confianza
  • No almacenar ni difundir contenido comprometedor
  • Evitar acceder a wifi de redes desconocidas, es más fácil para atacantes revisar la información que se recibe y se envía en una red pública
  • Utilizar aplicaciones de mensajería seguras y de control parental
  • En caso de sufrir alguna situación de abuso u otro tipo de delito, acudir a la policía cibernética y guardar toda la evidencia virtual del ataque

Recordemos que el espacio digital forma parte importante de nuestras interacciones, por ello, es importante impulsar una cultura de educación y concientización de los riesgos que existen para protegernos. Desde desmitificar los prejuicios más comunes alrededor del abuso, hasta compartir las mejores prácticas de seguridad a nivel personal y en comunidad.

Por: Anahí Lima
@MetabaseQ
www.metabaseq.com
contact@metabaseq.com