CONTRA LAS CUERDAS

Michoacán se hace guacamole

Entre aguacateros hay datos de que tres mil productores decidieron tomar las armas contra los cárteles

OPINIÓN

·
Alejandro Sánchez / Contra las Cuerdas / Opinión El Heraldo de México

El aguacate será el alimento más vendido en el mundo. A vote pronto, la expectativa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) parece una gran noticia, sobre todo para los productores, pero qué tanto es realidad o no.

“Esa ventaja se convierte en una desventaja, es una paradoja. En Michoacán en las zonas productoras de aguacate el crecimiento de la producción va a significar una cierta codicia para las organizaciones criminales”, dice Javier Oliva, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y especialista en temas de seguridad.

En México, Michoacán produce cerca de 85% del volumen de aguacate y es el principal distribuidor en el mundo.

Hay dos tipos de aguacateros en la entidad: unos de ellos, los que han trabajado una vida bajo la legalidad para posicionar a la industria.

Los otros  son los  que ahora mantienen sangrientos combates por el control de las huertas aguacateras y provocan incendios forestales para transformar el uso de la tierra. 

Venimos a Michoacán. Estamos a dos mil 200 metros del nivel del mar a conocer todo sobre la producción e importación del aguacate.

“Esta presentación de este fruto es para el mercado internacional, que se va al extranjero, y para el mercado nacional es todo el roñoso, el que tiene defectos y el más grande, para el internacional es este. Estamos hablando 160-180 gramos”, dice Francisco García, ingeniero agrónomo de la Universidad del Estado de México y especialista en nutrición orgánica.

Comiendo aguacate solamente, una persona podría vivir sin problemas de alimentación y escasas enfermedades.

En los supermercados nacionales, el kilo de aguacate se vende entre 60 y 80 pesos actualmente; en Estados Unidos cada aguacate llega a costar cinco dólares, es decir 100 pesos o más la pieza.

“Este aguacate llega al Super Bowl para que alguien lo disfrute fuera de México, de eso nos encargamos nosotros”, dice Francisco García. Toneladas vendidas para Super Bowl:

121 mil toneladas en 2019

126 mil toneladas en 2020

132 mil toneladas en 2021.

“Entonces, indudablemente lo que estamos observando que ocurre en Michoacán, sobre todo en las zonas productivas, tiene que ver con una actividad agrícola que genera ingresos y de tal manera que eso explica parte de lo que está sucediendo en esa parte de Michoacán, sobre todo en Tierra Caliente”.

En cinco años el narco provocó incendios en los montes y sierras michoacanas de reserva federal, según cifras oficiales deforestó 170 mil toneladas de pino para sembrar árboles de aguacate, es decir, algo así como mil canchas de futbol cada año y los funcionarios, ni estatales ni federales han podido frenar esas prácticas del crimen. 

Y para evitar los despojos de huertas legales, productores nacionales legítimos han tenido que contratar su propia guardia de seguridad.

Entre aguacateros, sin embargo, hay datos de que tres mil productores decidieron otra vez levantarse en armas contra los cárteles. El crimen está haciendo guacamole a Michoacán y el gobierno no lo ha podido evitar. 

“En efecto tenemos información de que hay una empresa privada que tiene otorgada la seguridad de algunos huertos en la región de Tancítaro y que tienen autorización para portación de armas de fuego… La cantidad de tres mil empresarios no sé cómo la sacaron y cómo la calcularían”, dijo Israel Patrón Reyes, secretario de seguridad de Michoacán.

De qué sirve entonces que organismos internacionales vean a México como uno de los principales aguacateros en el mundo si para quienes se quieren ir por la derecha en este negocio no tienen seguridad ni apoyo del gobierno para producción de aguacates y otras frutas.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM 
@ALEXSANCHEZMX

MAAZ