TIEMPO DE INFRAESTRUCTURA

¿Por qué es importante una Gerencia de Proyectos?

De este modo, para garantizar el éxito en la ejecución de la obra, resultará fundamental que se identifiquen en cada fase, definir a un responsable, impulsar una constante comunicación y así propiciar una acertada y correcta coordinación

OPINIÓN

·
Úrsula Carreño/ Tiempos de Infraestructura/ Opinión El Heraldo de México

Una de las condiciones fundamentales para planear, proponer, diseñar y llevar a cabo una obra de infraestructura es, sin duda, la necesidad de resolver un problema o atender alguna necesidad que demanda ser resuelta; como consecuencia, se define un proyecto capaz de solventar dicho reto y se establecen, específicamente, las diversas etapas para su exitoso desarrollo.

De este modo, resulta muy importante conocer las etapas o fases de lo que se
denomina “el ciclo de vida de un proyecto”: 1) Inicio, en la que se determina la necesidad a resolver y se describe el proyecto a realizar para su aprobación. 2) Planeación, en la que se definen las actividades y recursos necesarios para realizarlo. 3) Desarrollo, en la que se llevan a cabo las actividades determinadas en la etapa previa. 4) Monitoreo y Control, en la que se compara el avance real contra el planeado, en su caso, se llevan a cabo las acciones correctivas y con ello se identifican y valoran los riesgos del proyecto. 5) Cierre, en la que se prepara la documentación administrativa del proyecto y su entrega.

En cada una de ellas intervienen los actores y/o grupos multidisciplinarios interesados; aquellas personas que tienen algún tipo de injerencia sobre el mismo: promotor, patrocinador, clientes, usuarios, administrador, equipo del proyecto, entre otros. 

De este modo, para garantizar el éxito en la ejecución de la obra, resultará fundamental que se identifiquen en cada fase, definir a un responsable, impulsar una constante comunicación y así propiciar una acertada y correcta coordinación.

En ese sentido, durante el desarrollo del proyecto, un actor importante y decisivo es el “administrador o gerente del proyecto”; como líder, es el encargado de cumplir con los objetivos de corto, mediano y largo plazo, trabajar en cada una de las fases del ciclo de vida del proyecto, manejar los recursos físicos y humanos, asignar las tareas conforme
a un calendario definido, supervisar la correcta ejecución de los procesos y administrar un presupuesto previamente acordado.

Una Gerencia de Proyectos en conjunto con los interesados define:

1. El alcance.

2. Los objetivos específicos a cumplir.

3. Los entregables.

4. Las tareas y requerimientos que deben llevar a cabo los interesados.

5. Los criterios de aceptación; es decir, lo que incluye y no incluye.

6. La Estructura de trabajo y el cronograma para su desarrollo.

7. La identificación de riesgos y medidas para su mitigación.

8. En el cierre, las lecciones aprendidas.

Actualmente, en el sector privado, nacional e internacional, la práctica común es que las empresas que se dedican al desarrollo de la infraestructura cuenten con un área de Gerencia o Dirección de Proyectos, la cual les permite dar un seguimiento puntual a todas las obras que llevan a cabo (de inicio hasta el final), interactuando con los actores clave, que son el promotor, el área de ingeniería, compras, ventas, logística y el cliente.

Afortunadamente, esta práctica puede ser implementada también en el sector público; en lo que respecta al gobierno, éste puede contratar una “Gerencia de Proyectos” para el desarrollo de las obras de infraestructura pública. 

La figura de Gerencia de Proyectos se encuentra normada en el artículo 249 del Reglamento de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las mismas, que a la letra dice: 

Artículo 249.- La gerencia de proyectos consistirá en los servicios integrados necesarios para la planeación, organización y control de un proyecto en todas sus fases, incluyendo el diseño, la ejecución de los trabajos y la administración de los recursos humanos, materiales y financieros, para que el proyecto satisfaga los objetivos y requerimientos de la dependencia o entidad”.

En nuestro país tenemos diversos ejemplos de obras que han sido mal planeadas y, por lo tanto, mal ejecutadas, con resultados desastrosos. 

Por ello, me parece que la Gerencia de Proyectos es una gran herramienta que debería ser utilizada con más frecuencia, precisamente, para ayudar a mejorar la planeación, evitar sobrecostos y sobreplazos, así como para garantizar los servicios óptimos y de calidad para toda la ciudadanía.

ÚRSULA CARREÑO COLORADO

SOCIA FUNDADORA DE DUOMO BRUNELL, S.C.
@ursucarreno

PAL