La traición de AMLO al SME

Martín Esparza, se había asociado con una transnacional para producir energía eléctrica que vendería a la CFE, pero la reforma eléctrica aprobada ayer provoca la quiebra del líder del SME

La traición de AMLO al SME
Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Opinión El Heraldo de México

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) de Martín Esparza, arrancó como aliado del presidente López Obrador, incluso hay acusaciones muy serias de quien fuera el tesorero del gremio de haber financiado el movimiento lopezobradorista con 56 millones de pesos para la sobrevivencia de éste y contribuir a la constitución formal de Morena, pero la reforma eléctrica, aprobada fast track ayer en el Senado, no sólo enfrío las buenas relaciones, sino que rompió la alianza suscrita desde hace más de 14 años.

Tras cancelar el parlamento abierto para discutir la propuesta presidencial como prometió el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, y de que el partido de López Obrador aplastara en la Cámara alta a la oposición, el equipo de comunicación de Martín Esparza, convocó a una conferencia de prensa para esta mañana de miércoles, en la que adelantaba, la adhesión del SME al partido Redes Sociales Progresistas que dirige Fernando González Sánchez, yerno de la maestra Elba Esther Gordillo.

Pero algo pasó, que anoche, de última hora Esparza decidió cancelar la conferencia, después de semanas de buscar una reunión con el presidente de la República, incluso de forzarla con manifestaciones en las que lo electricistas salieron a las calles a presionar y obligar el encuentro con el objetivo de pedir a López Obrador frenar el proyecto, considerado por especialistas como un grave error ya que aumentará los niveles de contaminación y tarifas al volver al viejo esquema de comprar energías sucias y más caras.

De esa forma, la energía más barata generada con sol, viento o plantas de ciclo combinado, que por ley debía comprar la CFE para el suministro nacional, deja fuera del negocio a Esparza. El líder había hecho sociedad con una transnacional para producir energía eléctrica que venderían a la paraestatal. En la primera etapa de este gobierno se volvieron los segundos generadores de energía eléctrica tan solo después de la CFE. El escenario para el electricista y los suyos era prometedor.

Con nuevas reglas de mercado pactó un memorándum de reinserción de poco más de 16 mil trabajadores, que no se habían liquidado en ese momento después de la desaparición de la LyFC en el sexenio de Felipe Calderón, para recibir una concesión por 30 años para el uso y aprovechamiento de las centrales hidroeléctricas que tenía la extinta compañía más una termoeléctrica de nombre Jorge Luque en Tultitlán. Así nació Generadora Fénix del SME, que a su vez hizo sociedad con la transnacional Mota Engil, portuguesa líder mundial en el mercado.

El SME puso la concesión, los fondos colectivos y mano de obra, mientras Mota Engil el capital financiero para reactivar las termoeléctricas y construir una central. En una entrevista que le realice a Esparza en 2019 para que hablara de esta sociedad, se sentía orgulloso y a la pregunta de que si le iba a ir bien al SME con López Obrador, contestó: “El que hayamos mantenido vigente el registro nacional de industria nos permite firmar contratos colectivos de trabajo con cualquier empresa”.

El líder del SME creyó que sería uno de los consentidos del régimen de Morena y que haría los negocios de su vida con la proveeduría de energía eléctrica a la CFE, a partir de ciclos combinados, pero las cosas cambiaron sin importar el apoyo que dieron al partido en el poder para obtener el registro del INE y llegar a la silla presidencial-nadie sabe para quien trabaja-. El presidente López Obrador no volvió más a hablar con Martín Esparza al grado tal que su gremio tuvo que volver a salir a las calles como cuando su principal verdugo era Felipe Calderón.

Por eso ahora el SME amaga y quiere cambiarse de partido. Vamos a ver en qué acaba la figura del líder Esparza.

Uppercut: A pesar del movimiento feminista generado en contra de la candidatura de Félix Salgado Macedonio, el Instituto Electoral de Guerrero anunció que el senador, quien tiene en contra varias denuncias por ataques sexuales, ya es el abaderado oficial de Morena al gobierno del estado.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM 
@ALEXSANCHEZMX

jram


Compartir