El Síndrome de Estocolmo en TikTok

La serie que brilló durante el aislamiento social ahora trae la primera serie de alta calidad para una red social

El Síndrome de Estocolmo en TikTok
Linet Puente/ Permanencia Voluntaria/ Opinión El Heraldo de México

A pesar de que para muchos se han cerrado puertas durante la crisis sanitaria, para otros se han abierto ventanas para contar grandes historias, una de ellas es a través de TikTok en donde hoy se puede ver la primera serie de alta calidad para una red social. 

Bien dicen por ahí que cuando no puedes contra el enemigo, únetele. Esa fue de cierta manera  la filosofía del productor y director colombiano Herney Luna (Sin Senos no hay Paraíso), quien al encontrar sus producciones televisivas detenidas en Bogotá debido a la pandemia y al notar la gran influencia que tenía TikTok sobre una audiencia juvenil muy cautiva, comenzó a experimentar de manera virtual y a distancia con actores a quienes les planteaba situaciones que realizaban a través de aplicaciones como Zoom. A partir de ahí, a Luna, se le ocurrió crear una historia que se pudiera contar en esa plataforma a la que todo el mundo se estaba subiendo con retos virales y así es como surgió Síndrome de Estocolmo, la primera serie vertical creada en alta calidad para la famosa red social TikTok. 

Síndrome de Estocolmo, relata la historia de amor entre un joven secuestrado y una de sus captoras, a la vez que éste, en su tiempo en cautiverio recuerda con nostalgia su libertad. Estas líneas relatan tan solo una parte de lo que trata este seriado de 60 capítulos, de 1 minuto cada uno, y el cual se estrenó el 1 de diciembre pasado. Los episodios se suben a la red social de lunes a viernes alrededor de las 7 de la noche.

Para lograr el resultado final de esta serie, Herney Luna y su productora Chontaduro Film, se encargaron de rodar cada episodio durante el mes de noviembre. Todo se hizo con teléfonos celulares para que el proyecto no perdiera la calidad necesaria para ser transmitido precisamente en móviles. El director convocó a las personalidades más populares de Colombia y que hablan el mismo idioma de la red social, pero también contrató actores que no fueran conocidos para darle mayor realismo a la serie que se hizo con todas las medidas sanitarias adecuadas cuando en Bogota se levantó la cuarentena. Algunos de los episodios se tuvieron que hacer en casa de los actores, quienes al parecer realizaron el proyecto sin recibir una remuneración económica, mientras que el dinero para realizar la serie corrió a cargo de la propia productora. 

Si bien la historia es por demás sencilla y claramente se siente un tanto casera, hay que reconocer el gran esfuerzo que hacen productores como Herney Luna para subirse a las nuevas tendencias, aprender de ellas y adaptar los métodos de trabajo tradicionales a este nuevo lenguaje, para no quedarse fuera de la jugada de lo que podría ser el futuro en los medios audiovisuales. Pero lo que más destaco aún, es la buena intención de alimentar con contenidos verdaderos una red social, que sin ánimo de parecer anticuada, me parece que lo único que hace es adormecer a todo el que la sigue con videos tontos que no aportan absolutamente nada para nadie. Así es que aplauso de pie para estos colombianos visionarios y aventureros. 

Por Linet Puente


Compartir