López-Gatell no atina en una

Las palabras usadas con ligereza tienen consecuencias. En una pandemia, matan. Y él ha sido irresponsable y desaseado con ellas; sus errores son incontables

López-Gatell no atina en una
Manuel López San Martín / Definiciones / Opinión El Heraldo de México

Falla en cuanto dice, equivoca en cuanto pronostica. Sus palabras no resisten la mínima revisión técnica, mucho menos científica.

Apenas el viernes pasado, el presidente López Obrador anuló y de pasó, dejó en ridículo a Hugo López-Gatell que, horas antes, vehemente, prohibía a los gobiernos estatales la posibilidad de conseguir, comprar y poder traer la vacuna contra COVID.

A las 7:34pm del jueves 21 de enero el subsecretario cerraba la puerta a la petición de empresas y gobiernos de los estados en su conferencia. 12 horas después, a las 7:42am, López Obrador autorizaba a la IP y las entidades. Una raya más al tigre.

***

Los yerros son el sello de la casa.

El subsecretario aseguró el 24 de marzo del año pasado que, ante los primeros síntomas, no había que ir a hospitales para “no saturarlos”. El pasado viernes 22 de enero, la secretaria de Salud de CDMX, Oliva López, informó que 70% de las personas que llegan a recibir atención médica, llegan tarde; 12 días tarde, en promedio.

El 11 de febrero, López-Gatell afirmó que el COVID sería “menos mortal que la influenza” y “no será necesario tener hospitales especiales para su tratamiento”. “Hay mucha mitología (…) de que se necesitan hospitales especiales o tener centros exclusivamente para coronavirus. No. El coronavirus nuevo (…) se comporta como una enfermedad respiratoria de moderada a baja gravedad. Es más leve que la influenza estacional”, aseguró.

De ser “más leve que la influenza”, a quintuplicar los decesos por neumonía e influenza juntos: 31 mil 81 muertes en todo 2019 vs. 150 mil en diez meses; de no necesitarse “hospitales especiales”, a tener que reconvertir más de mil centros hospitalarios.

Decretó el inicio del aplanamiento de la curva desde el 20 de abril, para después asegurar que el “pico” de la pandemia se daría el 8 de mayo. Luego dijo el 11 de junio, en entrevista con la agencia EFE, que el “pico” llegaría la semana del 15 de junio. En ningún caso atinó. La semana pasada, la pandemia registró su nivel máximo: los cinco días con más muertes desde que llegó el COVID-19 al país ocurrieron esa semana; el 19 de enero, mil 584 fallecidos; el 20 de enero, mil 539; el 21 de enero, mil 803; el 22 de enero, mil 440; el 23 de enero mil 470.

***

El subsecretario afirmó que habría 6 mil muertes, luego que hasta 8 mil, después que 12 mil 500, 20 mil, 30 mil, y posteriormente, en junio, dibujó un escenario catastrófico donde podrían registrarse hasta 60 mil. También falló. México ronda las 150 mil muertes en la cifra oficial, que no se aproxima a la realidad. Para llegar a ella, hay que multiplicar el dato de la secretaría de Salud por un factor de 2.51. El país está cerca de las 400 mil defunciones por coronavirus.

Nadie con un mínimo rigor técnico y científico se atrevería a ponerle fecha de caducidad a la pandemia, pero López-Gatell carece de ese profesionalismo. Se aventuró a pronosticar el 16 de abril que, para el 25 de junio de 2020 la epidemia habría concluido en el Valle de México. La realidad es que siete meses después, el Valle de México registra el máximo número de hospitalizaciones por COVID: desde el 19 de enero supera las 10 mil.

Los errores son incontables. Vale la pena no olvidarlos, para tampoco obviar lo poco fiable que es quien maneja la “estrategia” contra la pandemia. Recordar su cúmulo de yerros, obliga a tomar cada una de sus afirmaciones y decisiones con reserva.

Las palabras usadas con ligereza tienen consecuencias. En una pandemia, matan. Y él ha sido irresponsable y desaseado con ellas.

Quizá por eso, hasta el propio presidente, el pasado viernes, decidió anularlo. Por cierto, ese y el día siguiente, el subsecretario no se paró en su propia conferencia.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN

Si necesitas asesoría en cuanto a pruebas para la detección de COVID-19, envía un WhatsApp a JLN Labs (55 3026 0609) y agenda tu cita para que te visiten a domicilio y te hagan la prueba.


Compartir