TikTok: ¿El Capítulo Final?

A inicios del año en curso, TikTok, red social de entretenimiento donde se comparten videos de 15 segundos, fue acusada por algunos legisladores de Estados Unidos de obtener información de los usuarios sin su consentimiento y filtrarla al gobierno chino.

Adicionalmente, en los últimos meses, la empresa tuvo acusaciones de casos de censura. La comunidad LGBT+ y el movimiento Black Lives Matter han sido sujetos de “errores del sistema de moderación” que no les han permitido publicar todo su contenido.

Después de muchos dimes y diretes, la semana pasada aconteció el que, al parecer, podría ser el capítulo final en la batalla política y comercial entre la empresa china y el gobierno de los Estados Unidos

En agosto, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva donde prohibiría a TikTok, de manera efectiva, la realización de negocios en los Estados Unidos a menos que ByteDance, empresa propietaria de TikTok, vendiera sus operaciones a una empresa de origen estadounidense antes del 20 de septiembre.

Ante las presiones del gobierno norteamericano y la inminente amenaza de borrar la red social de las tiendas de aplicaciones, Bytedance accedió. Entre las empresas que se ofrecieron comprarla se encontraban Microsoft, Oracle y Walmart.

La semana pasada el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin anunció un acuerdo entre la empresas Oracle, Walmart y TikTok, que será presentada al presidente Trump. Sin embargo, no se sabe a ciencia cierta si la operación es una venta o una alianza donde Oracle y Walmart se encargarán de administrar de manera segura y confiable (léase de acuerdo a los intereses geopolíticos de Trump) las operaciones de la red social, convirtiéndose esta en un “Socio Tecnológico de Confianza”. 

Hasta ahora, los detalles revelados del acuerdo no permiten saber si ByteDance seguiría siendo dueña de una parte, o no, de las operaciones de TikTok en EE.UU.

La situación de TikTok es solo otra jugada en una guerra comercial entre China y Estados Unidos, la cual Trump ha intensificado durante su presidencia y en época electoral. China ha prohibido durante mucho tiempo a las empresas estadounidenses de tecnología de consumo como Facebook y Google hacer negocios en su país. A su vez, Trump ha restringido que empresas tecnológicas importantes chinas como Huawei hagan negocios en los Estados Unidos.  [nota_relacionada id=1259084]

Ante el inevitable ascenso de China en la carrera tecnológica, será cada vez más común observar este tipo de sanciones, prohibiciones y vetos en el ámbito de las operaciones big tech, dejando en claro que en el conflicto geopolítico entre ambas potencias, el control de las redes, la comunicación y la innovación tecnológica son una herramienta clave para debilitar a la contraparte.

POR GONZALO ROJÓN
GONZALO.ROJON@THECIU.COM
@GROJONG
lctl


Compartir