Los niños en tiempos de pandemia

El 20 de noviembre es el Día Universal del niño, generación que transformará su vida, a raíz a esta crisis inédita

Los niños en tiempos de pandemia
María del Mar Barrientos / Molti Diversi/ Opinión El Heraldo de México

Están en plena edad de desarrollo, en la que sus experiencias y vivencias determinarán mucho de lo que será su carácter por el resto de sus vidas. Llevan desde marzo sin ir a la escuela, viven en sus con clases en línea, y pegados a la computadora, sufren el estrés de una dinámica familiar que tiene que ver con sus padres en confinamiento o en crisis económica. Sin duda, están despertando antes de tiempo.

El estar escuchando los problemas de los adultos, la situación que se vive en el mundo a raíz de la pandemia, algunos han tenido algún familiar fallecido por el Covid19, están conectados 24/7 a la computadora y esto hace que se den cuenta de más cosas, que dejen de creer que “la vida es color de rosa” y varias teorías más, que forman parte de la inocencia característica de esta etapa. Sin duda, varios niños a raíz del Covid19, han perdido la inocencia.

Los niños y jóvenes son los más afectados en esta pandemia inédita. Esta generación es la que tiene cambios bruscos no sólo en sus hábitos y rutinas, sino en su manera de ver la vida y de sociabilizar. A ellos, son los que les espera el futuro más incierto y el panorama más confuso.

Muchos extrañan el hecho de ir a la escuela y ver a sus amigos, algunos no ven a sus abuelos, salir a una fiesta es algo que está prohibido, porque además, esta generación a diferencia de los millennials,  vive aún con sus padres, por lo que salir sería poner en riesgo su salud. ¿Qué les preocupa y cómo sobreviven a esto?

El 20 de noviembre se conmemora el Día Universal de la Niñez, y en medio de esta pandemia, algunos han encontrado nuevos pasatiempos, otros se han dado cuenta de cómo es el mundo “de los grandes”. La niñez debería ser, sin duda, uno de las hipótesis a tratar durante estos tiempos, porque como bien se dice “los niños son el futuro de esta nación”.

Decía Carla Montero que la infancia es una etapa maravillosa, donde no hay pasado ni futuro y en el que sólo existe un presente que se mira con inocencia e ilusión. Los niños de hoy no miran un presente ni con inocencia ni ilusión, si existe el añorar el pasado y una preocupación por el futuro.

Si se le preguntara a los adultos qué les causa ansiedad, muchos dirían, que es el estrés por el futuro. Muchas veces, esa es la diferencia entre ser niño, que a ellos no les importa el futuro, sólo el presente. Hoy en día, nos encontramos con niños que no son niños.

Si hablamos de México en general, no podemos dejar de mencionar la diferencia entre lo urbano y lo rural. Miles de niños que no tienen computadoras en su casa, o que viven en una familia disfuncional y pasan más tiempo en sus hogares, viven tiempos muy difíciles. Hablamos de brechas digitales, originadas por el factor socioeconómico y cultural, porque una consecuencia de la pandemia es que ha diferenciado a las personas por factores sociales.

Les “pega” diferente a los niños que viven en el campo que en la ciudad, también a los que viven en una clase acomodada, que a los que viven en pobreza. Con estos factores, sería imposible dilucidar los efectos que tendrá la pandemia en la generación de nuestros niños. Sólo nos queda voltear a verlos y poner esfuerzos para ayudar a este sector, que sin duda, determinará el futuro del mundo.

POR MARÍA DEL MAR BARRIENTOS
MARIMAR.BARRIENTOS@ELHERALDODEMEXICO.COM
IG: @MARIMARBAT


Compartir