La era de la ansiedad

Todas y cada una de las generaciones pasan por un trauma colectivo que las identifica y las determina de por vida

La era de la ansiedad
María del Mar Barrientos / Molti Diversi/ Opinión El Heraldo de México

Llegamos al siglo XXI pensando que el mundo ya había visto todo, que lo peor ya había pasado y que estábamos "más avanzados" que antes. Y cuando digo "más avanzados" me refiero a la ciencia, a las ideologías, al racismo, al clasismo y a la discriminación. Pero, de pronto, pareciera que regresamos en el tiempo y que vemos a un mundo y a un país con muchos feminicidios, con muchos discursos de odio y discriminación y con una pandemia que la ciencia no logra apaciguar. En pleno siglo XXI, una enfermedad que llegó a cambiar todo lo que creíamos que teníamos bajo control. Llegó a cambiar nuestra vida cotidiana y nuestra rutina diaria, nuestra forma de vivir, de viajar, de trabajar y de relacionarnos con las demás personas y, si hablamos más profundo, nuestra forma de ver y apreciar la vida.

Esta pandemia, sin duda, definirá a la generación actual, tal y como fue la gripe española en la primera década de 1900, la Segunda Guerra Mundial para la llamada generación "Silenciosa", o la Guerra Fría para los "Baby Boomers", o lo que significó para la generación “X” la caída del muro de Berlín. Para nosotros, los llamados Millennials, la caída de las Torres Gemelas y el terrorismo en su máxima expresión, y para los jóvenes y adolescentes de hoy, ese trauma colectivo, se llama Coronavirus.

Ellos, son los Centennials, aquellos que sus estudios se ven interrumpidos por la pandemia, cuyas clases las toman virtualmente, aquellos que no han conocido la increíble experiencia de “ir a la universidad” porque todas las materias las toman en línea. Los que no tuvieron graduaciones, ni fin de cursos. Y menos, el inicio de éstos. Los que han cambiado por completo sus rutinas, su forma de relacionarse y los que ven frustrados sus sueños por la incertidumbre de no saber qué pasará en el futuro. Los que están comenzando a trabajar de becarios en empresas, pero también los primeros  que son despedidos durante esta crisis por falta de experiencia laboral.

Esta pandemia es lo que determinará a estas generaciones, en su carácter, en sus hábitos y en su comportamiento, ya que pasan una gran parte del día en internet, en redes sociales, y son los que van a resentir más el cambio en la comunicación a través de plataformas virtuales, la forma de hacer negocios y de estudiar.

El estrés es, sin duda, parte importante de lo que viven las generaciones de jóvenes hoy, al estar expuestos a una vida de inmediatez y redes sociales, la infodemia es otra de las características a la que se enfrentará este grupo de jóvenes, así como la incertidumbre y el conflicto por el futuro, por lo que podríamos definir a esta generación, como la generación de la ansiedad; aquella que aprenderá nuevas formas de comunicación y de interacción social, ya que el mundo jamás regresará a ser el de antes.

El reto al que se enfrentan estas generaciones también radica en el tema de educación, que siga funcionando pese a las circunstancias, en el que el ciclo escolar no se detenga y se adapte a las nuevas formas de enseñanza. Un completo cambio en las formas y en el fondo que determinarán no solo a los centennials, sino también a las demás generaciones debajo de éstas. Ante estas circunstancias sólo nos queda preguntarnos, ¿Qué harán ellos para adaptarse?, ¿Este cambio será positivo o las consecuencias serán negativas?, ¿Qué herramientas tendrán los centennials para sobrevivir no sólo en la era de la pandemia, sino también en la era de la ansiedad?

POR MARÍA DEL MAR BARRIENTOS
MARIMAR.BARRIENTOS@ELHERALDODEMEXICO.COM
IG: @MARIMARBAT


Compartir