El PRI contra la pared en la CDMX

Su dirigencia no define aún con quién hará alianzas el próximo año; Rubalcava va por la reelección con o sin el tricolor

El PRI contra la pared en la CDMX
Alfredo Gonzalez / A fuego lento / Opinión El Heraldo de México

De cara a las elecciones del 2021, el PRI enfrenta una disyuntiva en la Ciudad de México: o se alía con otras fuerzas políticas, como PAN y PRD, o se va sólo a la aventura de conquistar el voto ciudadano en una plaza en la que está completamente desaparecido desde hace más de dos décadas.

Como se sabe, el control de lo que queda del tricolor en la capital está en manos del grupo de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, con Israel Betanzos, como su actual presidente. Y las únicas posiciones que tienen en su “poder” son cuatro diputaciones locales y la alcaldía Cuajimalpa, con Adrián Rubalcava, como alcalde.

Esa estrechez de números y la falta de una estructura real como antaño, tiene ahora al tricolor contra la pared, como en los últimos procesos electorales.

Sin embargo, existen altas posibilidades de que varios partidos de oposición se alíen y vayan juntos a la contienda electoral para arrebatar a Morena la mayoría.

Incluso, las conversaciones más avanzadas existen entre el PRI y Acción Nacional, encabezado por Andrés Atayde.

El único problema de todo esto es que los grupos de poder en el priismo tienen intereses opuestos.

Por un lado, la corriente de Israel Betanzos y Cuauhtémoc Gutiérrez no definen aún si van o no a una alianza; mientras que Rubalcava ya tomó la decisión de buscar la reelección de Cuajimalpa.

Lo que está por definir es sí lo hará como candidato del priismo, en una alianza con el PAN o como abanderado solamente de Acción Nacional.

La decisión de eso dependerá de los dirigentes del partido porque son ellos los que no han asumido una postura clara en torno a cómo quieren jugar el próximo año.

En sectores del priismo, sin embargo, se especula que Betanzos y Gutiérrez se niegan a buscar alianzas con otro partido que no sea Morena por dos factores: porque quieren seguir con la política de su dirigente nacional, Alejandro Moreno, de coquetear con los morenistas; y la otra, quieren evitar hacer enojar al gobierno para que no les revivan investigaciones en su contra, pendiente por concluir.

El mejor ejemplo de esto ocurrió hace unos días, cuando dos empleados de Cuajimalpa fueron detenidos y acusados por narcomenudeo. El tema fue aprovechado por algunos personajes del gobierno de la CDMX para intentar golpear al alcalde priista.

Nadie de su partido salió a defenderlo. Por el contrario, del mismo PRI le mandaron decir que algo similar les espera a otros priistas si quieren rebelarse de cara a las elecciones del 2021. Y nadie dijo nada.

Hasta ahorita, lo que existe es silencio absoluto. El líder nacional del tricolor está más ocupado en blindar su estado, Campeche, que en recuperar posiciones en la CDMX. O tal vez le interesen más las alianzas con Morena que con los propios priistas de la CDMX.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: “Cuando la situación es adversa y la esperanza poca, las determinaciones drásticas son las más seguras.”

 

POR ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO

ALFREDO.GONZALEZ@HERALDODEMEXICO.COM.MX 

@ALFREDOLEZ


Compartir