AMLO deja a Mancera sin obra emblemática

Sin obra emblemática quedará el jefe de Gobierno, Miguel Mancera, que soporte su aspiración presidencial, como en su momento lo hicieron sus antecesores: el ahora líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, con sus segundos pisos; y Marcelo Ebrard, con la inservible Línea 12. Todo por un boicot bien orquestado por parte de Morena, que ve en Mancera un serio factor de riesgo para la perpetua aspiración de AMLO: llegar al 2018 como el único candidato de izquierda y alcanzar la Presidencia de la República con un PRD disminuido y sin fuerza para respaldar por sí solo a candidato alguno. Desde abril del 2015, cuando el entonces dirigente nacional del PRD, Carlos Navarrete, destapó a Mancera como aspirante presidencial, inició el embate de AMLO, quien empezó a lanzar misiles al jefe de Gobierno y hasta lo incluyó entre los que él llama “la mafia del poder”. Pero su verdadera estrategia se operó desde la Asamblea Legislativa: instruyó a sus diputados a frenar las grandes obras planeadas para la CDMX. Y dinamitaron, vía redes sociales y activismo de “vecinos”, los proyectos más importantes: el Corredor Cultural Chapultepec, la Ciudad de la Salud en Tlalpan, la Ciudad Administrativa en la Cuauhtémoc, la Ciudad del Futuro en Coyoacán, el Papalote Museo del Niño en Iztapalapa, la Rueda de la Fortuna en Paseo de la Reforma, el desarrollo en los alrededores del Nuevo Aeropuerto Internacional de la CDMX… CON LA AYUDA DE UN JUEZ Y ahora el magistrado Octavo de Distrito en Materia Administrativa, Fernando Silva García, ordenó suspender las obras de la Línea 7 del Metrobús, que correrá del Auditorio Nacional a Indios Verdes, sobre Paseo de la Reforma, con 85 unidades de dos pisos, y que beneficiaría a cien mil capitalinos diariamente. Obvio, en el gobierno de Mancera atribuyen esta suspensión a la estrategia de AMLO en su contra, toda vez que dicho magistrado es el mismo que declaró inconstitucional la aplicación de fotomultas, que también Morena quiso frenar. “Hay muchos intereses políticos que van a seguir en cada una de las cosas que hagamos. Así fue con el Cetram de Chapultepec, con el deprimido de Mixcoac, con los puentes para comunicar el aeropuerto. Están haciendo lo que saben hacer”, advirtió Mancera hace un par de días. Y aunque se destrabe la construcción de la Línea 7, ya no será obra emblemática de Mancera, pues éste deja en septiembre la administración capitalina para buscar la candidatura presidencial. Se va a ir, sin una obra emblemática. *** EN EL VISOR: Empuja el PAN, ahora, la segunda vuelta electoral para los comicios del 2018. El coordinador de los senadores panistas, Fernando Herrera, hizo eco, ayer, de lo que su dirigente, Ricardo Anaya, planteó el miércoles. El argumento es que, desde 1994, ningún candidato ha ganado la Presidencia con el apoyo mayoritario de los electores: no más del 30 por ciento, dice. Lo que significa que un 70 por ciento de los votantes no votó por el Presidente que gobierna. Pero contra la segunda vuelta van el PRI y Morena.   Columna anterior: Se enoja Peña y quieren que pague Eruviel.

Compartir