CHIHUAHUA

Javier Corral hereda deudas; pusieron a Chihuahua al borde de la banca rota

El mandatario deja el estado con pendientes para el gobierno entrante

NACIONAL

·
Corral presentó recientemente el Bravobús, transporte público con apenas 50% de avance

Un gobierno de cinco años concluye para Javier Corral. Un mandato que marcó el proceso para enviar a prisión a César Duarte y que aún no concluye. Una administración en la cual no hay una sola obra pública que pueda reflejar la labor hecha, pero sí una deuda que pone en peligro a la administración entrante.

Un distanciamiento con la Federación generó un desfalco presupuestal en la gestión que hoy concluye, y puso a la entidad al borde de la bancarrota. Debido a una deuda cercana a los 64 mil millones de pesos, adeudos a proveedores por al menos 10 mil millones, y el uso de una inyección del gobierno federal por mil 800 millones que debió quedar etiquetada para la próxima administración, pero que fue aplicada a gastos corrientes, se asegura que no habrá dinero para pagar la primera quincena del entrante gobierno de María Eugenia Campos.

Siete mil 507 millones de pesos se invirtieron en carreteras. El grueso de esta inversión fue para el mantenimiento y pocos fueron los nuevos tramos construidos.

Como parte del Plan de Inversión 2019-2021, se hizo un paquete de siete megaproyectos en Ciudad Juárez por seis mil 780 millones de pesos, con obras de vialidad y de transporte, de drenaje pluvial –para resolver el añejo problema de inundaciones–, además de nueva infraestructura educativa, de salud y de seguridad y procuración de justicia, pero sin una obra emblemática.

Además de perseguir al exgobernador Duarte, inició el operativo Justicia para Chihuahua y los denominados “Expedientes X”, en los que 49 exfuncionarios y empresarios fueron detenidos para exigirles devolver lo presuntamente robado.

dza