REGRESO A CLASES SEP

Regreso a clases: SEP propone evaluación a alumnos

Una vez que los estudiantes acudan a clases presenciales, la escuela puede cambiarlos de grado, de acuerdo con sus conocimientos

NACIONAL

·
La propuesta de la SEP indica, además, que habrá un proceso de recuperación escolar

Los alumnos de nivel básico que no acudan a las clases presenciales al iniciar el ciclo escolar 2021-2022, enfrentan la posibilidad de ser cambiados de grado al momento en que decidan volver a las aulas, en función de los conocimientos que hayan adquirido, propone la Secretaría de Educación Pública (SEP).

El Heraldo de México consultó el borrador del acuerdo denominado por la SEP como “Vamos de regreso”, que se encuentra en el Portal de Anteproyectos de la Conamer, a la espera de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Entre las medidas contenidas para el retorno a las aulas, a partir del 30 de agosto, el documento dice que el ciclo escolar empezará con una valoración diagnóstica a todos los alumnos para detectar rezagos y abandono escolar. Luego se llevará a cabo un periodo extraordinario de recuperación, en el transcurso del primer periodo de evaluación.

Sin embargo, el acuerdo incluye un apartado específico para referirse a los padres y madres que opten por no llevar a sus hijos a la escuela.

Por ahora deben inscribir a sus hijos en el grado correspondiente pero hay una diferencia en las implicaciones de la valoración.

“Una vez que se incorpore a clases presenciales se realizará una valoración diagnóstica, con objeto de que se asigne al nivel o grado pertinente conforme a sus conocimientos y aprendizajes obtenidos”, advierte el proyecto de acuerdo.

Para la asignación de grado, la SEP emitirá una serie de “normas de control escolar”, añade el acuerdo.

A su vez, las autoridades escolares contarán cuántos alumnos siguen en la modalidad a distancia y, en la medida de sus posibilidades, darán seguimiento a esos alumnos.

A partir del 30 de agosto, el gobierno federal informó que se reabrirán las escuelas para iniciar de forma presencial el ciclo escolar.

En México hay cerca de 25 millones de alumnas y alumnos en kínder, primaria y secundaria, que tendrían que regresar, pese al contexto de la tercera ola de COVID-19.

Una encuesta de Poligrama estimó que 68% de los padres no piensa enviar a sus hijos a la escuela ante el temor de un contagio.

Sin embargo, el proyecto de acuerdo establece como un hecho el regreso a las clases presenciales para abatir los rezagos en el aprendizaje y atender a los estudiantes en el plano psicoemocional.

También establece que “las autoridades escolares, docentes, personal de apoyo y asistencia de nivel básico y normal deberán asistir al plantel que les corresponda, conforme a acuerdo 15/06/21”.

dza