DESABASTO DE MEDICAMENTOS

Desbasto es porque NO se están comprando bien y a tiempo los medicamentos: Irene Tello

La directora de Impunidad Cero dijo que lo urgente son los niños con cáncer, pero faltan todos los medicamentos que requiere el país

Foto: Cuartoscuro
Por
Escrito en NACIONAL el

Irene Tello Arista, directora de Impunidad Cero y articulista de los diarios El Universal y de la revista Este País, explicó cómo se originó y cómo se puede resolver el desabasto de medicamentos en México.

En entrevista para El Heraldo de México en “Periodismo de Emergencia” con Arturo Rodríguez, Hiroshi Takahashi, Roberto Aguilar e Ignacio Rodríguez Reyna, Tello aseguró que no es verdad lo que indica el comunicado emitido por la Secretaría de Salud sobre que el abasto de medicamentos para niños con cáncer está garantizado.

Señaló que lo preocupante es que no se han concretado las compras consolidadas, porque se ha visto que solo se pudieron comprar la mitad de las pruebas que se necesitan para el resto de este año y el primer semestre de 2022, y el Insabi apenas las va a solicitar.

Añadió que lo urgente son los niños con cáncer, pero faltan todos los medicamentos que requiere el país.

“Como no están comprando bien y a tiempo, por eso estamos viendo desabasto, no solo para oncológicos, sino también para muchas enfermedades”, aseveró.

Al cuestionarla si los controles están en las mismas condiciones, contestó que hasta cierto punto se ha retrocedido, ya que lo que se había alcanzado con las compras consolidadas era un nivel de transparencia muy avanzado y, además, se regresó a adjudicaciones directas, las cuales se han dado desde 2019, para intentar arreglar el desbasto.

Mencionó que en si decían que había actos de corrupción respecto al tema se tuvieron que haber investigado y sancionado a los funcionarios responsables.

“A la fecha lo único que tenemos son que se dijo que había corrupción, no lo han probado, y entonces se deshizo todo el tema de compra de distribución, viendo las grandes afectaciones que eso ha traído de desabasto para muchas enfermedades del país”, expresó.

También comentó que al realizar la investigación de desabasto llegaron quejas sobre el personal que trabajaba antes en distintas dependencias de salud y que participaban en las compras consolidadas, por tener perfiles políticos, en lugar de perfiles técnicos, es decir no importando que las personas no supieran lo que implicaba dichas compras implicaban.

“Sí creo que les tuvieron que haber puesto personas que supieran del tema, no personas políticas y que estuvieran bien con el gobierno federal”, dijo.

Además, expresó que sí había un oligopolio en que empresas les compraban al gobierno y también había un acaparamiento por parte de las tres principales distribuidoras, pero éstas hacían las compras a otras farmacéuticas y le vendían al gobierno el combo de distribución e insumo.  

En el tema de corrupción, como en cualquier sistema complejo del nivel que era la compra de distribución de medicamentos, indicó que no pondría “las manos al fuego” y decir que todavía sigue habiendo o sobreprecios, pero sí se había avanzado mucho en mejorar en nivel de compras consolidadas para que no se registraran dichas situaciones.

Agregó que el sobreprecio en las medicinas se veía más en las compras que realizaban las delegaciones e instituciones del sector salud; y que si había casos de corrupción, esos funcionarios se fueron a otra dependencia pública.

Destacó que lo que se está presentando ahora es muy grave porque se cerró mucho la puerta a la adjudicación directa, por lo que se desconoce a quién se le está comprando medicamentos.

“La UNOPS no ha sido clara respecto a lo que está comprando, la cantidad. Entonces, pueden decir compramos tal cantidad del monto de pesos de medicamentos… Estamos en la peor situación… porque las compras no se están haciendo bien, y el problema es ese, al final necesitamos que los medicamentos estén en los hospitales, y tampoco hay claridad de quién los va a distribuir a todos los rincones del país”, finalizó.