Se agudiza sequía en ríos de la región capital de Veracruz

El problema se ha agravado desde hace tres años, debido a la deforestación en las faldas del Cofre de Perote

Se agudiza sequía en ríos de la región capital de Veracruz
MENOS AGUA. Los comerciantes se han visto afectados

El río Pixquiac, en la localidad Rancho Viejo, municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan, luce casi seco durante esta temporada de estiaje.  Pobladores de la zona comentan que el problema se ha agravado desde hace tres años, debido a la deforestación en las faldas del Cofre de Perote.

De acuerdo con Ramón Zamudio, quien habita en Rancho Viejo desde hace 22 años, la misma situación ha sido notoria en los afluentes Agüita Fría y Xocoyolapan, mismos que recorren la cuenca.

“Ha bajado no solo el nivel, sino también, la contaminación del río cada vez es más elevada, ha crecido mucho la población y con ello ha venido la deforestación en la zona, todos somos culpables porque algunos decidimos venir a vivir al campo y lo primero que hacemos es tirar un árbol para construir”, menciona.

El entrevistado indica que anteriormente  el nivel del río casi tapaba el puente del camino a Capulines, es decir, que alcanzaba aproximadamente los tres metros de altura.

Sin embargo, durante un recorrido en la zona se constató que las piedras del afluente están totalmente descubiertas y el agua apenas supera los 20 centímetros en algunos puntos.

Los habitantes consideran que el ayuntamiento de San Andrés Tlalnelhuayocan no ha aplicado ninguna regulación para el crecimiento de la mancha urbana. Las viviendas de Rancho Viejo carecen del servicio de drenaje sanitario y solo cuentan con fosas sépticas, lo que contamina a los mantos acuíferos. 

“Además ya no hay agua, nosotros bajamos el agua de aquí a cinco kilómetros, otros lo bajan desde 8 kilómetros, la misma comunidad de Rancho Viejo baja su agua de los manantiales, pero ahorita está escaseando. Hay tres comités de agua y en los tres se habla de cómo debemos aprovechar mejor el agua”, enfatiza Ramón Zamudio.

La comunidad Rancho Viejo se encuentra a diez kilómetros de Xalapa, tomando el camino hacia Coapexpan

Trucheros tienen pérdidas

Criadores de trucha revelan que la producción disminuyó hasta 40 por ciento durante esta temporada, situación que los ha obligado a rentar estanques en zonas de mayor altura, donde hay más agua.

Los productores registraron pérdidas del 50 por ciento en el primer cuatrimestre de este año, comenta Maximino Muñoz Higuera, propietario de una granja de truchas en la localidad Rancho Viejo. 

Atribuyen esta situación a la temporada de estiaje y la pandemia del SARS-CoV-2 (COVID-19), pues sus ventas no repuntaron como esperaban, durante el periodo vacacional de Semana Santa. Incluso, se les echó a perder más de la mitad del producto ante la poca afluencia de turistas registrada en días pasados.

“Nos preparamos con producción, todo lo compramos y este año estuvo muy baja la venta. Si vendíamos 120 truchas, nos quedamos en 60 (en comparación con años anteriores)”, remata el truchero de Rancho Viejo.

Por: Juan David Castilla Arcos 


Compartir