¿Dónde detuvieron a Mario Marín, exgobernador de Puebla?

El exgobernador poblano será trasladado a Quintana Roo donde es requerido por la justicia

¿Dónde detuvieron a Mario Marín, exgobernador de Puebla?
El exgobernador contaba con ficha roja del Interpol. Foto: Cuartoscuro

La tarde de este miércoles, el exgobernador de Puebla (2005-2011), Mario Marín Torres, fue detenido por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) luego de realizar un cateo a un domicilio ubicado en el puerto de Acapulco en el estado de Guerrero.

Se tiene previsto que el exgobernador de Puebla sea trasladado esta misma tarde a Cancún, Quintana Roo, donde pesa una acusación en su contra por el delito de tortura.

En Mayo del 2019 la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) emitió una ficha roja en contra de Mario Marín y del empresario mexicano de origen libanés Kamel Nacif, y se solicitó el apoyo de 190 países para localizarlos por el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho.

Fue en el 2005 cuando la periodista Lydia Cacho reveló en su libro “Los demonios del Edén” que el exgobernador, Mario Marín, su entonces subsecretario de Seguridad Pública, Adolfo Karam y el empresario Kamel Nacif eran responsables de dirigir una red de pornografía y prostitución infantil.

En diciembre de ese mismo año la periodista fue detenida en Quintana Roo acusada por “difamación y calumnias”, posteriormente fue trasladada a Puebla. Cacho reveló que durante su detención fue torturada física y mentalmente por los oficiales. Lydia Cacho salió libre el 17 de diciembre del 2005 luego de pagar una fianza de 70 mil pesos.

En febrero del 2006 salieron a la luz una serie de audios entre Mario Marín y Kamel Nacif en las que se comprobó su complicidad para llevar a cabo la detención de Lydia Cacho.

Marín Torres, quien se mantenía prófugo de la justicia desde abril de 2019, también forma parte de la lista de 23 mexicanos a los cuales les decomisaron dinero en el Banco Privado de Andorra y que en conjunto suman 48 mil millones de pesos.  

CBC


Compartir