Deja Quntana Roo estancada su deuda  

En los últimos tres años, el gobierno estatal sólo abona una mínima cantidad a los compromisos que tiene por más de 20 mil mdp

Deja Quntana Roo estancada su deuda  
Quintana Roo cerró 2017 con una deuda general y obligaciones financieras por un monto de 19 mil 948 millones de pesos. Foto: Especial

La deuda pública de Quintana Roo se ha mantenido estancada los últimos tres años, incluso con una peor calificación dentro del Sistema de Alertas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). 

Aunque la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) y el gobernador Carlos Joaquín han afirmado en varias ocasiones que la deuda pública estatal va a la baja, los indicadores se han mantenido prácticamente iguales.

Quintana Roo cerró 2017 con una deuda general y obligaciones financieras por un monto de 19 mil 948 millones de pesos, con un pago de intereses anual por dos mil 121 millones de pesos, de acuerdo con datos de la SHCP. 

En términos del Sistema de Alertas, esto se tradujo en un endeudamiento “En observación”, siendo el ideal el indicador de endeudamiento “Sostenible”. 

Para el cuarto trimestre de 2018 la deuda pública y obligaciones financieras ascendió a 20 mil 434 millones de pesos, con un pago de servicio de deuda o intereses por dos mil 308.3 millones de pesos, es decir, casi 200 millones de pesos más que el año previo. 
Al cierre de 2019, el monto que el estado y municipios adeudaban se incrementó a 20 mil 672.2 millones de pesos, pero el monto de los intereses se redujo a dos mil 158 millones de pesos. 

Al tercer trimestre de 2020 (último reporte de la Secretaría de Hacienda), la deuda pública de Quintana Roo junto con obligaciones financieras a corto y largo plazo se mantiene en 20 mil 446 millones de pesos, con un pago por servicio de deuda de dos mil 213.9 millones de pesos.

Aun así, el Sistema de Alertas, Quintana Roo está actualmente en un nivel de endeudamiento “En observación”. 

El “semáforo de endeudamiento” se calcula con base en tres indicadores. El primero, la proporción de la deuda pública y las obligaciones financieras con respecto a los Ingresos de Libre Disposición. Aquí, Quintana Roo está en “Rango Medio -Amarillo”, pues la deuda equivale a 149.2 por ciento de sus ingresos por este concepto. 

El segundo indicador corresponde al pago de servicio de deuda o intereses con respecto a los Ingresos de Libre Disposición del estado. En este indicador se posiciona en “Rango Alto-Rojo”, pues lo que paga de intereses supera 15 por ciento de sus ingresos. 
El tercer indicador corresponde a las obligaciones financieras a corto plazo con proveedores, donde el estado no refleja mayor problema y se ubica en “Rango Bajo-Verde”. 

En un comunicado emitido el 1 de febrero, la Sefiplan presumió que se redujo el endeudamiento per cápita de los quintanarroenses. 

Sin embargo, en términos reales, la deuda no es menor a la de años previos, sino que se recurrió a la fórmula de hacer el cálculo de la deuda con base en el último Censo de Población 2020, que reportó un incremento poblacional, de modo que el monto total fue dividido entre un mayor número de personas, dando como resultado un endeudamiento per cápita menor. 

El Congreso de Quintana Roo recientemente aprobó la solicitud de deuda adicional por 800 millones de pesos solicitada por el titular del Ejecutivo, Carlos Joaquín González.

POR ALEJANDRO CASTRO

MAVR
 


 


Compartir