Se encadenan comerciantes en Querétaro para exigir extensión de horario

Manifestantes exigen la extensión del horario de apertura permitido por las autoridades

Se encadenan comerciantes en Querétaro para exigir extensión de horario
Los comerciantes quieren vivir de su trabajo. Foto: EFE

Comerciantes de puestos de comida nocturnos se encadenaron a los barrotes de las ventanas del edificio de gobierno de Querétaro para exigir una extensión del horario permitido para laborar. 

Los comerciantes exigen que les permitan trabajar con normalidad y de acuerdo a los horarios que tenían antes de la entrada en vigor de las medidas correspondientes que estableció el gobierno para controlar la pandemia de Covid-19.
Debido a que la mayoría se dedica a la venta nocturna de comida como hot dogs, esquites, hamburguesas, entre otros, ha habido ocasiones en las que por las medidas restrictivas únicamente pueden trabajar durante una hora al día. 

“Nosotros no hemos recibido ninguna ayuda y no la queremos, con lo poco o mucho que saquemos de nuestro trabajo nos basta”, sostuvo Elizabeth, una de las manifestantes, durante una entrevista con Diario de Querétaro. 

Los comerciantes explican que pueden llegar a tardar mucho tiempo en lo que logran colocar sus puestos, lo que les afecta debido a que los grupos de inspección del gobierno, los obligan a empezar a ponerse hasta que inicia el horario permitido para la venta de sus productos. 

Actualmente, debido a que Querétaro entró al escenario B a nivel estatal y se encuentra en color naranja de acuerdo con el semáforo epidemiológico federal, podrán vender hasta las 22:00 horas, sin embargo su manifestación de hoy exige que el horario se extienda aún más. 

Los trabajadores del comercio externaron que no buscan recibir apoyos del gobierno sino garantizar el sostén de sus familias con su trabajo propio. 

El gobierno del estado anunció durante la semana que con la entrada en vigor del escenario B, restaurantes y comercios podrían ampliar el horario de atención para los clientes, sin embargo, grupos como los dueños de los antros y centros nocturnos y comerciantes de la vía pública no se verán beneficiados con las nuevas medidas. 

 

is


Compartir