Descubren robo a patrimonio de museos en Puebla, interponen denuncias penales

Se ha comenzado un proceso de auditoría en las diferentes instancias de cultura, con el objetivo de fincar las responsabilidades que sean necesarias en  administraciones pasadas

Descubren robo a patrimonio de museos en Puebla, interponen denuncias penales
Se detectaron muchas inconsistencias en los trabajos de mantenimiento de 20 museos. Foto: Especial

El gobierno del Puebla detectó una serie de irregularidades en el manejo y mantenimiento de los 20 museos que tiene a su cargo, por lo que comenzó una seria de investigaciones e interpuso denuncias penales contra quienes resulten responsables, informó el gobernador del estado, Miguel Barbosa Huerta.

Manifestó que se realizaron una serie de revisiones en uno de los rubros al que no se le había dado la importancia necesaria, puesto que los esfuerzos se habían concentrado en el primer cuadro de la capital cuando existen distintos niveles de grupos culturales en la entidad, pues una muestra es la edición de 17 libros sobre la cultura poblana en lo que va de la administración.

Señaló que, después de los primeros análisis, se ha comenzado un proceso de auditoría en las diferentes instancias de cultura, con el objetivo de fincar las responsabilidades que sean necesarias en  administraciones pasadas.

Por su parte, el secretario de Cultura, Sergio Vergara, manifestó que se detectaron muchas inconsistencias en los trabajos de mantenimiento de los 20 museos, además de la Biblioteca Palafoxiana, además de que acervos no concuerdan con los catálogos que se dejaron y algunos otros fueron sustituidos por copias.

Faltantes en el patrimonio 

Aunque por el momento no se tiene estimado el daño patrimonial, porque es lo que se desprenderá de las investigaciones, dijo que se han detectado faltantes importantes como un sello cilíndrico prehispánico de la colección del Museo José Luis Bello y González que se encontraba en préstamo en el Museo Regional de Cholula, fue sustituido por una copia y el original se encuentra extraviado; o bien los relojes de bolsillo que se encuentran desarmados, a los que se les retiró la caja o las manecillas, en su mayoría de materiales valiosos como oro y plata.

Otros objetos artísticos han sido violentados, como un pendiente con el escudo inquisitorial de la colección del Museo José Luis Bello y González al que le fue retirada la montura de filigrana de oro que tenía; y algunas otras sustituciones de piezas originales, como losas que fueron cambiadas por contemporáneas, bustos de músicos sustituidos por piezas modernas con números de inventarios sobrepuestos que no  corresponden a los del catálogo original.

Agregó que hay más de 128 mil objetos culturales prehispánicos, códices de la Conquista o de otras épocas que están siendo objeto de revisión e investigación para comprobar su autenticidad y en algunos casos su existencia.

Manifestó que en el Museo Taller Erasto Cortés, se detectó un Autorretrato, copia del original, que no corresponde a las medidas inventariadas, así como grabados, que en catálogo presentan una característica en su nomenclatura y en la pieza física contienen otras.

Además de varios volúmenes de la Biblioteca Palafoxiana han sido violentados, arrancando hojas de texto, o imágenes que afectan las encuadernaciones. Uno de los puntos que llama la atención, es la localización de colecciones que fueron supuestamente adquiridas y no han sido localizadas. 

Hasta el momento se han detectado irregularidades en cuatro recintos

El funcionario estatal dijo que uno de los lugares en los que se han detectado diversas irregularidades, es el Museo Internacional del Barroco donde en las bodegas se localizaron piezas en el piso, algunas las de la colección del Museo José Luis Bello y González, Casa de Alfeñique y San Pedro Museo de Arte, sin listas de identificación, y aún embaladas en plástico burbuja.

Además de que se abrió un fideicomiso por 300 millones de pesos, mediante el cual se adquirían obras de arte sobrevaluadas, de “casa de antigüedades” inexistentes  y  representadas por la misma persona, con dirección  fiscal en un sitio que dudosamente se puedan contener bienes de este tipo.

También “se importó obra para exposiciones temporales con costos excesivamente elevados, lo que conllevó a pagar servicios innecesarios, lo que hemos modificado y actualmente trabajamos directamente con el personal técnico de esta secretaría”.

 Aunado a esta situación y derivado de la revisión a los expedientes de contratos celebrados en los últimos años, el Auditor Externo notificó a la Auditoría Superior del Estado de Puebla y a la Secretaría de la Función Pública, el listado de 50 de ellos, que representan un monto de 16.7 millones de pesos observados por no presentar información relevante y competente de acuerdo con la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos, ya que la dirección de museos pertenece a una OPD, la cual se manejaba de forma independiente.

También se ha analizado un pago por el uso de una marca para la casa de la música de Viena: casi 3 millones de pesos al año por un aval técnico y uso del nombre, mismo que está en revisión porque se busca retomar la cultura y música poblana.

Además, agregó que en el museo de Tehuacán, existió la adquisición de 150 minerales fluorescentes y un meteorito que no aparecen y se encontraron muchas fallas en su construcción mismas que nunca fueron reportadas ni se solicitó la empresa constructora que recuperará las fallas encontradas conforme lo marcan los contratos.

Por Claudia Espinoza

aar


Compartir