DISCAPACIDAD

Mujeres con discapacidad acusan mayor vulnerabilidad

Advierten que por su condición es más grande el riesgo de sufrir ataques físicos y sexuales

NACIONAL

·
CASO. Michelle Chávez revela que la pandemia ha dificultado que avance la investigación. Fotos: Leslie Pérez

Michelle Chávez jamás imaginó vivir una discapacidad, tampoco creyó que su pareja la violentara sicológica, emocional ni físicamente durante 11 años.

Hace poco más de un año y ocho meses, su esposo, con quien procreó a una niña, la golpeó después de una discusión, y en su enojo, la aventó desde un cuarto piso, la agresión dejó consecuencias físicas a la joven de 28 años, quien perdió la pierna izquierda y su cadera se fracturó.

“Viví 11 años con él y siempre hubo todo tipo de violencias. La última vez fue porque decidí separarme de él y yo creo que no le pareció, tuvimos una discusión fuerte, forcejeamos porque se quería llevar a mi hija, me dio un puñetazo en el ojo, me alzó y aventó”, relató a El Heraldo de México.

Michelle recuerda haber caído sobre una lámina, lo que amortiguó el golpe; sin embargo, una varilla se encajó en su pierna izquierda. Tras una operación fallida, los doctores la amputaron.

“Desde que decidí separarme de él comencé un proceso legal, había una orden de restricción pero él continuamente iba a mi casa a golpearme. Yo tenía notificada a la autoridad la violencia que vivía. Un mes antes de que él me lanzara inicié el proceso de guarda y custodia de mi hija, y esa fue una de las razones de su violencia”, explicó.

Michelle denunció al padre de su hija por intento de homicidio, sin embargo lo hizo en la CDMX y el proceso de restricción lo lleva en el Estado de México; esto, y el contexto de la pandemia, ha dificultado que avance la investigación.

SUMAN REDES DE APOYO

Maryangel García es originaria de Monterrey, Nuevo León, a sus 31 años usa silla de ruedas por una lesión medular congénita; desde 2016 dirige la organización Mexicanas con Discapacidad

Esta y otras organizaciones de mujeres con discapacidad buscan reformar la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, ya que, aseguran, no son tomadas en cuenta.

“Estamos en vulnerabilidad desde el acceso a la educación, empleo, salud, no existen datos desagregados de violencia hacia las mujeres. Nosotras vivimos un riesgo diez veces mayor, al resto de las mujeres de vivir agresiones sexuales”, enfatizó.

CAR