¡Ya hay piñata del Coronavirus! Así se puede uno desahogar del 2020

Una gran bola verde con cara malvada y las espigas propias del coronavirus comparte escaparate estos días con las tradicionales piñatas

¡Ya hay piñata del Coronavirus! Así se puede uno desahogar del 2020
La venta de piñatas también ha bajado. Foto: EFE

A la espera de hacerlo con la vacuna, los niños mexicanos y sus familias podrán golpear estas navidades al coronavirus con un palo. Y es que el bicho que ha amargado el año a tantas personas protagoniza la piñata estrella de las festividades de este diciembre en México.

Una gran bola verde con cara malvada y las espigas propias del coronavirus comparte escaparate estos días con las tradicionales piñatas con forma de estrella y las que representan a los personajes favoritos de los niños, Pikachu y Spiderman incluidos.

"Últimamente, por lo del covid", se está vendiendo mucho la piñata del coronavirus, revela este lunes a Efe Martín García, un vendedor que encuentra un minuto de respiro tras poner al exterior de su tienda decenas de piñatas con formas de superhéroes, pero también de villanos, como la del virus causante de la covid-19.

"Más que nada vienen y la piden para romperla. Para desquitarse ahora con lo del covid", explica con socarronería este joven en el interior de la tienda, ubicada en un corredor de establecimientos para fiestas en el Circuito Interior de la capital mexicana.

Sin necesidad de cubrebocas pero con el pañuelo reglamentario en los ojos, los más pequeños y los no tan pequeños pueden ahora devolver a bastonazos parte del daño que el coronavirus ha hecho, sin temor a que de su interior salga la covid-19, sino puros dulces y regalos.


UN OBJETO ESENCIAL DE MÉXICO

La piñata es el invitado indispensable de los cumpleaños y de las posadas mexicanas, una serie de festividades populares que se celebran en diciembre para recordar la peregrinación de María y José hacia Belén.

En el momento más esperado por los niños, los más pequeños de la familia golpean la piñata con un palo y los ojos tapados al son de "dale, dale, dale", hasta romperla y recoger las sorpresas de su interior.

"Sí ha habido una baja empezando el año; cuando empezó la pandemia hubo una baja de ventas de piñatas, pero ahora ya nos volvieron a abrir y se ha ido recuperando esto", explica.

En pleno repunte de contagios en la capital, donde más del 70 % de las camas de los hospitales están ocupadas, la alcaldesa, Claudia Sheinbaum, ha pedido encarecidamente a los ciudadanos quedarse en casa y no hacer fiestas navideñas, como ya pasó con el Día de Muertos y el Día de la Independencia.

Esta enfermedad se ha llevado ya más de 114.000 vidas en el país.

 

Por EFE


Compartir