Biólogos analizan repercusiones de los celulares en Santuarios de Mariposa Monarca

Cobra fuerza la teoría de que feromonas de las mariposas sirven de guía a futuras generaciones

Biólogos analizan repercusiones de los celulares en Santuarios de Mariposa Monarca
Mariposa monarca. Foto: Especial

Biólogos y científicos michoacanos trabajan en una investigación sobre los cambios que ha tenido la migración de las mariposas, les llamó la atención que este año se registró una llegada prematura de estos insectos a México.

“Hoy existe una investigación con la colocación de microchips para seguir a la mariposa monarca, y se está averiguando si esto no lleva un sesgo durante su migración. Esta investigación está en proceso. Tendríamos que estar hondando como investigadores en el tema de los celulares en los Santuarios”, comentó a El Heraldo de México, el biólogo Felipe Martínez.

Este fin de semana reabrirán los tres santuarios de la mariposa monarca en Michoacán, bajo un estricto protocolo anti-coronavirus. Los visitantes deberán portar en todo momento su cubrebocas, tendrán que contestar un cuestionario médico para garantizar que no presentan síntoma de la enfermedad respiratoria.

Las autoridades de Turismo, Ecología y de Salud trabajan en la protección del ecosistema para evitar que geles sanitizantes, cubrebocas y otros productos utilizados por el hombre para enfrentar la pandemia mundial de COVID-19 impacte a las mariposas en sus santuarios.

Al parecer, las mariposas siguen guiándose por las feromonas de generaciones pasadas que quedan impregnadas en los árboles.

“El tema de la migración de la mariposa tiene diferentes teorías, una tiene que ver con el campo magnético de la tierra, otra con la ubicación del sol o la ubicación de las montañas. Una de las teorías más fuertes tiene que ver con las feromonas que secretan las mariposas cuando mueren en los santuarios, sustancias que dejan fijadas y sirven de nutrientes para el ecosistema, pero que de alguna manera sirven de orientación para las futuras generaciones”, añadió.

mariposa

Los investigadores están convencidos que las señales magnéticas que emiten los celulares deben analizarse a fondo para confirmar si impactan el microsistema que usan los insectos para guiarse en sus traslados.

“Es tema de un análisis más de fondo, porque hemos identificado que en los últimos 10 o 15 años, la gente sube a los santuarios con sus celulares pareciera en términos generales no tener mayor afectación porque la mariposa sigue llegando a los mismos sitios. De hecho, sigue llegando a los mismos árboles en ocasiones y esto más bien tiene que ver a las feromonas que secretan los insectos en el sitio. Pero definitivamente es un tema de investigación”.


Compartir