Juegan con fuego legal representantes de Billy Álvarez

Pretenden engañar a Yassmin Alonso Tolamatl, Jueza 54 Civil de la Ciudad de México ostentando cargos inexistentes

Juegan con fuego legal representantes de Billy Álvarez
Buscan que la Juzgadora cometa un error al avalar una ilegalidad Foto: Cuartoscuro

La pandilla que Guillermo “Billy” Álvarez dejó en algunas áreas de la Cooperativa la Cruz Azul, sigue jugando con fuego legal.

La última “jugada de engaño” que intentaron ejecutar a través de Federico Sarabia Pozo, quien se ostenta ilegalmente como Presidente de un supuesto Consejo de Administración, es falsear dolosamente a la Jueza 54 Civil de la Ciudad de México, la verdadera situación de ellos ante la propia Ley.

Mediante engaños, que nos cuentan, ya son investigados por la Fiscalía capitalina, pretenden que la juzgadora Yassmin Alonso Tolamatl les regrese un supuesto control, que nunca han tenido, de las oficinas corporativas ubicadas en Gran Sur.

Foto: Especial 

Los tentáculos y el poder económico de “Billy” Álvarez, prófugo de la Justicia estuvieron a punto de hacer efecto a su favor, a pesar de que un fallo del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX ya dejó claro que los únicos que legalmente ostentan el control de la Cooperativa son los presidentes de los consejos de Administración y Vigilancia encabezados por José Antonio Martín y Víctor Manuel Gutiérrez, quienes fueron designados en la Asamblea celebrada el 29 de septiembre del 2018.

¿Qué busca “Billy” y su representante, Federico Sarabia pretendiendo engañar al sistema de Justicia?

Eso, sólo ellos lo saben.

Existe una prohibición expresa  

Es preciso mencionar que  el Juez 24 civil del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX, el 23 de noviembre pasado, dictó una resolución mediante la cual ordenó a cualquier otra autoridad judicial que se abstengan de realizar cualquier acto tendiente a emitir cualquier resolución que pueda afectar las funciones de administración y vigilancia de la cooperativa la Cruz azul a cargo de José  Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez.

Foto: Especial 

 


Compartir