Secretario de la Defensa asegura que ni el Ejército ni la Marina “anhelan” poder

Condecoran a personal médico y a militares 

Secretario de la Defensa asegura que ni el Ejército ni la Marina “anhelan” poder

Resaltando que “la coyuntura” no desanima a las Fuerzas Armadas, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González aseguró que ni el Ejército ni la Marina “anhelan” ser un poder en México a la par de tres Poderes de la Unión, y destacó que la lealtad de las instituciones armadas con el Ejecutico federal “es a toda prueba”. 

Durante la ceremonia del 110 Aniversario del Inicio de la Revolución Mexicana, ante el presidente Andrés Manuel López Obrador el secretario dijo que “el instituto armado jamás ha buscado ni buscará protagonismo”; también 

“Es evidente que no anhelamos ningún poder porque nuestra razón de ser está alejada de pretensiones políticas o de otro tipo; es evidente que no anhelamos ningún poder porque el poder supremo de la Federación se divide en Legislativo, Ejecutivo y Judicial perfectamente definidos en nuestra Carta Magna; es evidente que no anhelamos ningún poder porque dependemos del Ejecutivo a cuya autoridad de subordinamos por ley y por la decisión democrática del pueblo de México, pero sobre todo por convicción”, dijo. 

Apuntó que, subordinados al poder civil, las fuerzas armadas cumplen las misiones generales que les son asignadas y trabajan en proyectos prioritarios del gobierno de la Cuarta Transformación encaminados al desarrollo del país “sin que ello signifique perder nuestra naturaleza o razón de ser”. 

“Nuestra lealtad institucional es a toda prueba. 107 años de institucionalidad desde el nacimiento de las actuales fuerzas armadas de la nación hablan por sí solos y nos dan la luz sobre la alta responsabilidad que implica pertenecer a ellas. El compromiso de coadyuvar en la atención y resolución de los grandes retos nacionales”, dijo. 

*Condecoraciones 

Acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez, el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la ceremonia, en la cual se realizaron representaciones de pasajes históricos sobre la rebelión armada en contra del presidente Porfirio Díaz. La particularidad en este año fue que todos los actores portaron cubrebocas por la pandemia. 

También, el Ejecutivo entregó condecoraciones al personal militar y médico. Se otorgaron 10 condecoraciones “Miguel Hidalgo” en Grado Cruz personal médico de la Sedena, IMSS, ISSSTE, Pemex, y de la Secretaria de Salud por su servicio en la atención de enfermos con COVID-19. 

Dicha medalla es la más alta presea que puede recibir un nacional por parte del Estado Mexicano por sus méritos eminentes o distinguidos, conducta o trayectoria vital ejemplar, relevantes servicios prestados a la Patria o a la Humanidad, o actos heroicos.

Con las condecoraciones de Perseverancia, se reconoció a integrantes de la Fuerza Aérea Mexicana, del Ejército y de la Secretaría de Marina por años de servicios ininterrumpidos a esas instituciones. También, dentro de la Guardia Nacional se entregaron ascensos al grado inmediato.  

Al evento acudieron los presidentes de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri, del Senado de la República, Eduardo Ramírez y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar; la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; titulares de las secretarias de Salud, Jorge Alcocer, de Marina, el almirante José Rafael Ojeda, de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma; Relaciones Exteriores (SRE); Marcelo Ebrard, y de Cultura, Alejandra Frausto; también de las dependencias federales del Instituto de Salud para el Bienestar, Juan Ferrer y del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez. 

Por Iván E. Saldaña 


Compartir