AGENCIA ESPACIAL EUROPEA

La misión de Europa para saber por qué Venus y la Tierra evolucionaron de forma tan diferente

A principios de la década de 2030, la Agencia Espacial Europea (ESA) enviará una sonda para que orbite Venus e investigue la estructura y composición de la atmósfera.

Venus. Foto: NASA
Escrito en MUNDO el

Una semana después de que la NASA anunciara dos nuevas misiones a Venus, destinadas a investigar en profundidad su atmósfera y topografía, la Agencia Espacial Europea (ESA) informó este jueves que lanzará una sonda para que orbite el planeta a principios de la década de 2030.

El orbitador llamado EnVision buscará determinar cómo y por qué Venus y la Tierra evolucionaron de forma tan diferente a pesar de tener aproximadamente el mismo tamaño y composición, hasta el punto de que Venus, en lugar de ser habitable, tiene una atmósfera tóxica y está envuelto en densas nubes ricas en ácido sulfúrico.

NASA y ESA trabajarán en conjunto

Un radar proporcionado por la NASA tomará imágenes de la superficie y la cartografiará. Su experimento radiocientífico sondeará la estructura interna de Venus y su campo gravitatorio, además de investigar la estructura y composición de la atmósfera, lo que facilitará la buscada visión global.

La agencia precisó en su comunicado que el orbitador estará equipado con un conjunto de instrumentos europeos que incluyen una sonda para revelar las capas subterráneas y con espectrómetros para controlar las trazas de gases en la atmósfera y analizar la composición de la superficie, buscando cualquier cambio que pueda relacionarse con señales de vulcanismo activo.

Las otras misiones de la NASA

Las dos próximas misiones de la agencia espacial estadounidense al planeta más caliente del Sistema Solar, llamadas DaVinci y Veritas, serán las primeras de Estados Unidos allí en más de 30 años. Despegarán en algún momento entre 2028 y 2030.

La Agencia Espacial Europea (ESA) efectuó su visita más reciente al planeta ardiente con su misión Venus Express, que duró hasta 2014. Japón tiene un orbitador alrededor de Venus desde 2015 para estudiar el clima. Es un lugar inhóspito, pues su densa atmósfera de dióxido de carbono alberga nubes de ácido sulfúrico.

"Nos espera una nueva era en la exploración de nuestro vecino más cercano —aunque extremadamente distinto— del Sistema Solar. Junto con las recién anunciadas misiones a Venus dirigidas por la NASA, dispondremos de un programa científico extremadamente completo en este enigmático planeta hasta bien entrada la próxima década", dijo Günther Hasinger, director de Ciencia de la ESA.

Con información de AP y EFE

CAR