Gusanos "locos" y "violentos" invaden al menos 14 entidades de Estados Unidos

Estos gusanos "locos" y "violentos" podrían causar un desequilibrio en el ecosistema si no se regula su población.

Gusanos "locos" y "violentos" invaden al menos 14 entidades de Estados Unidos
Provienen de Asia y aún no hay un plan en concreto para erradicarlos. Foto: Especial.

Como si los últimos meses las malas noticias, en al menos 14 entidad de Estados Unidos se ha reportado la invasión de "gusanos saltarines", una especie de lombriz de tierra invasora que puede causar problemas a los suelos de los jardines, bosques y el ecosistema en general, por lo que los científicos están muy preocupados si no se controla este animal. 

Esta lombriz del género Amynthas, es originaria de Asia, llegó a América del Norte hace varios años y ahora está presente en los estados de Minnesota, Wisconsin, Missouri, Illinois, Iowa, Nebraska, Ohio, Texas, Luisiana, Indiana, Kansas, Kentucky, Tennessee y Oklahoma. 

Debido a que tienden a saltar y a retorcerse "violentamente" cuando están fuera de la tierra e incluso cuando se sienten amenazados, pueden dejar su cola atrás para huir. Viven en la hojarasca, donde devoran la capa superior de materia orgánica convirtiendo rápidamente la tierra y dejan un residuo similar a bolas similares a los granos de café. Se les ha apodado gusanos “locos”, “saltarines” o “serpiente”.

Son un peligro

La preocupación de los expertos radica en que la acción descontrolada de estos animales puede dañar los sedimentos de las plantas, agotar los nutrientes disponibles y alterar la capacidad de retención de agua del suelo. Esto traería consigo un desequilibrio en el ecosistema.  

Y deben actuar rápido, porque tienen una capacidad de multiplicarse "muy rápido" ya que no necesitan de pareja para reproducirse y sus huevos se confunden con el color de la tierra. Por si fuera poco, desplazan a otras especies de lombrices de tierra que ya están allí y no son malignas, aseguró el ecologista Brad Herrick.

Mientras intentan lidiar con esta plaga, los científicos siguen investigando sus posibles efectos a largo plazo. Aún no hay un plan en concreto para salir de este lío, pero recomiendan a la gente acabar con los “gusanos saltarines” adultos colocándolos en una bolsa plástica y dejándolos al sol por unos 10 minutos. 

También recuerdan limpiar herramientas, zapatos y los vehículos cuando se trasladen de un sitio a otro para no llevar esta especie a más lugares. Pero esta no es una solución definitiva, ya que sólo sirve cuando se logra capturar a pequeños animales.

msb


Compartir