Científicos de EU descubren un fármaco que reduce síntomas cardiacos de Covid-19

La Ivabradina puede ser una esperanza para tratar algunas secuelas del contagio de Covid-19

Científicos de EU descubren un fármaco que reduce síntomas cardiacos de Covid-19
Científicos de EU descubrieron un fármaco que podría ayudar a atacar las secuelas de Covid-19 FOTO: Twitter

Científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego descubrieron que un medicamento utilizado para la insuficiencia cardíaca mejora los síntomas asociados con el síndrome de Taquicardia Ortostática Postural, un trastorno que afecta el sistema nervioso autónomo del cuerpo y provoca una frecuencia cardíaca alta. Hablamos de la Ivabradina

La revista Journal of the American College of Cardiology publicó el estudio en donde los autores hablan sobre los resultados que ha tenido este medicamento y sus efectos sobre la frecuencia cardíaca y la calidad de vida en plasma en personas con TOP.

Los participantes del ensayo experimentaron una reducción en la frecuencia cardíaca, mejoría en sus síntomas y calidad de vida en general, tras un mes de haber tomado el medicamento. Además, su resistencia a esfuerzos físicos se incrementó. 

La Ivabradina puede servir para tratar síntomas cardiacos de Covid-19 
FOTO: Twitter

Pamela Taub, cardióloga del Instituto de Salud de la UC San Diego explicó que cuando reducen la frecuencia cardíaca, los pacientes han tenido la posibilidad de ponerse de pie y caminar con mayor tranquilidad, algo que antes no podían hacer sin dificultad. Esto debido a la Taquicardia.  

El estudio involucró a 22 personas con una edad media de 32 años. Cada participante fue evaluado en la UC San Diego Health. Para realizar la investigación, se utilizó un diseño cruzado aleatorizado, controlado con placebo en el que los pacientes comenzaron con Ivabradina o una muestra estéril durante un mes.

Al final del mes los participantes se sometieron a un período en el que no se tomó ni el fármaco ni el placebo durante una semana. Después de eso, los grupos cambiaron y los que habían tomado el placebo comenzaron a usar el medicamento y viceversa. 

Podría atacar secuelas de Covid-19 

Antes del estudio, los pacientes tenían frecuencias cardíacas elevadas que oscilaban entre 100 y 115 latidos por minuto, cuando estaban de pie. Después de la ingesta durante un mes, la frecuencia cardíaca disminuyó hasta los 77 latidos por minuto, en promedio. 

Además, los estudios demostraron que la Ivabradina no tuvo efectos secundarios significativos, algo que no sucede con otros medicamentos que se usan para disminuir la frecuencia cardíaca.

La Taquicardia fue identificada como un síntoma potencial de larga duración a consecuencia del contagio de Covid-19. Dadas las similitudes, este estudio lleva a la pregunta de si la terapia con Ivabradina puede ayudar a los pacientes que experimentan síntomas similares después de una infección por Covid-19. Los autores del estudio han asegurado que se necesita más investigación, pero que los avances son alentadores. 

gka


Compartir