LATINOS reciben MENOS vacunas contra Covid-19 y ésta es la razón

Los latinos son una de las comunidades más afectadas por la pandemia del coronavirus, pero también una de las que recibe menos vacunas

LATINOS reciben MENOS vacunas contra Covid-19 y ésta es la razón
No solo en EU, los latinos son una de las comunidades que reciben menos vacunas en todo el mundo. Foto: AP

Este 20201 las vacunas parecían ser una excelente solución para poner freno a la pandemia del coronavirus. Sin embargo, la realidad es distinta para cada persona y los latinos son una de las comunidades más afectadas, pues están recibiendo la menor cantidad de dosis.

De acuerdo con un reportaje realizado por NBC News, la población de latinos infectados con el virus del COVID-19 es muy grande, en comparación con los que han sido vacunados.

El Doctor Olveen Carrasquillo dijo al medio que esto se debe principalmente a dos problemas entre la comunidad hispana. El primero de ellos se refiere a la falta de información y el segundo la ausencia de un plan definido para llegar hasta las minorías.

En su caso, el médico decidió iniciar por cuenta propia una campaña en su ciudad donde proporciona información confiable a los latinos sobre la vacuna, y así han surgido otras iniciativas civiles para llevar respuestas confiables a quienes dudan sobre ellas.

NBC News también reporta que de una encuesta realizada, solamente el 26 % de las personas latinoamericanas aceptaron que se pondrían la vacuna de inmediato, mientras que el resto sigue teniendo duda sobre si es lo correcto o no.

Otra de las causas que hacen que haya menos hispanos dispuestos a vacunarse son las dificultades del idioma y el miedo de los inmigrantes al ser deportados o denunciados ante las autoridades cuando acudan a los puestos de aplicación.

No solo en Estados Unidos, sino en todo el continente

Por otro lado, un estudio publicado en el journal Elsevier analizó los resultados de varias investigaciones sobre la recepción de las vacunas en América Latina, y encontró que hay tres factores principales que están deteniendo la inmunización.

  • La influencia de un individuo sobre otro, los rumores y la desinformación sobre los ingredientes.
  • La falta de educación de los grupos más pobres.
  • Una confianza débil o nula en los doctores y el servicio de salud pública en los países.

Estas tres cosas son capaces de hacer que los individuos se sientan temerosos y se nieguen a aceptar la inmunización.

La pobreza: el otro gran enemigo

Si bien, la vacunación a nivel mundial está avanzando lentamente porque su producción no es suficiente, en países como los de América Latina, la compra de estas también es un tema complicado.

Pues, incluso si se tuvieran las dosis necesarias para inmunizar a toda la población, los gobiernos no cuentan con el presupuesto suficiente para hacerlo. Así que las campañas avanzan con lentitud.  


Compartir