¡Máxima alerta! Secuestrador y pedófilo huyen de PRISIÓN en Arizona

Las penas acumuladas de los dos prófugos suman un total de 135 años. Las autoridades ofrecen importantes recompensas a quienes den con su paradero

¡Máxima alerta! Secuestrador y pedófilo huyen de PRISIÓN en Arizona
Los presos escaparon el sábado por la noche. FOTO: Twitter @AZCorrections

El escape de dos peligrosos presos del Complejo de Prisiones del Estado de Arizona el sábado por la noche ha paralizado al sistema policial de ese lugar, ya que actualmente se encuentra en su búsqueda, sin tener mayor éxito hasta el momento, por lo que ofrecen una recompensa de 35 mil dólares por información que lleve al paradero de los prófugos.

Los presos son John Charpiot, quien estaba cumpliendo 35 años por cargos de abuso sexual y abuso de menores y David Harmon, quien tenía una sentencia de 100 años por cargos de secuestro y robo en segundo grado.

De acuerdo con el Departamento de Correcciones y rehabilitación de Arizona, la última vez que se les vio fue en la contabilización de reclusos del sábado a las 4 de la tarde, sin embargo, en el conteo de ese mismo día a las 8:30 p. m. ya no fueron hallados. 

Se cree que los reclusos robaron cortadores de pernos y alambres para su fuga. Los presos emprendieron la huida cuando estaban fuera de sus celdas en medio de un descanso recreativo. 

Según el Departamento, la investigación sobre la fuga está en curso: “Esta es actualmente la principal prioridad de ADCRR y todos los recursos disponibles se están empleando para el esfuerzo de búsqueda”.

“El departamento ha enviado a sus equipos de persecución, equipos de seguimiento de perros y unidad de detención de fugitivos para encontrar a los presos que se encuentran fugitivos. Las autoridades locales y el Departamento de Seguridad Pública de Arizona también están ayudando en la búsqueda”.

Las autoridades piden ayuda a la comunidad que tenga información sobre el paradero de los presos y ponen a su disposición el número del ‘Testigo Silencioso’: 480-948-6377 o el 911. También advierten a las personas a que no se relacionen con ellos pues son peligrosos y “se cree que están armados”.


Compartir