¿Por qué no quieren que Amy Coney Barrett llegue a la Corte Suprema de EU?

Te explicamos las razones que tienen los demócratas y ciudadanos para rechazar la llegada de la jueza nominada por Donald Trump

¿Por qué no quieren que Amy Coney Barrett llegue a la Corte Suprema de EU?
Amy Coney Barrett dijo ante el Senado que cree en el poder de la oración. Foto: AFP

Este lunes 12 de octubre, en el Senado comenzó el ríspido proceso de confirmación de la jueza Amy Coney Barret, nominada del presidente Donald Trump a la Corte Suprema de Estados Unidos.

La jueza, de orientación conservadora, fue propuesta por el mandatario para ocupar la vacante que dejó la jueza liberal Ruth Bader Ginsburg, quien falleció a los 87 años el pasado 18 de septiembre.

La nominación de Amy Coney Barrett ha causando controversia desde el inicio debido a que es conservadora -contrario a Ruth Bader-, además de que se da en medio de una pandemia y a semanas de la elección presidencial en Estados Unidos.

La jueza de 48 años, es católica practicante y madre de siete hijos, por lo que es bien vista por los cristianos tradicionalistas con quienes comparte valores conservadores.

Este lunes, a 22 días de las elecciones, se presentó al Senado, que tiene el mandato constitucional de aprobar su candidatura y que cuenta con mayoría republicana.

Después de escuchar a cada senador, se quitó el tapabocas negro y juró, a mano alzada, decir "toda la verdad". Sentados detrás de ella, seis de sus siete hijos escucharon cuando prometió "aplicar la Constitución y las leyes tal como están escritas". 

"Creo en el poder de la oración", dijo.

Esta lectura de la ley, conocida como "originalista", es muy apreciada en círculos conservadores, que critican a la Corte Suprema por alejarse del pensamiento de los fundadores de Estados Unidos para cambiar ciertas leyes.

 

¿Por qué no quieren que llegue a la Corte Suprema?

En primer lugar, demócratas y ciudadanos estadounidenses consideran que la nominación de Amy Coney Barrett a la Corte Suprema en época electoral no es adecuada, pues ella misma ha criticado anteriormente ese tipo de procesos.

Asimismo, apuntan que la llegada de una jueza conservadora a la Corte Suprema de EU, representaría un retroceso en algunas libertades y garantías conseguidas en los últimos años, como el aborto o al matrimonio entre personas del mismo sexo.

De hecho, durante los debates entre Donald Trump y Joe Biden, así como en el que sostuvieron la semana pasada Kamala Harris y Mike Pence, los demócratas consideraron que primero debe cubrirse la 'vacante' en la Presidencia de EU, antes que la de la Corte.

La senadora Harris, aspirante a la Vicepresidencia de EU, reiteró en el debate contra Pence que respeta el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, a lo que su rival contestó que él estaba en favor de la vida y la familia.

En este sentido, Donald Trump y su vicepresidente se dijeron confiados de que la jueza conservadora logrará ser ratificada por el Senado de Estados Unidos esta semana.

 

¿Cuándo se sabrá si llega a la Corte?

La Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado arrancó este lunes cuatro días de declaraciones y testimonios en un entorno que se ha visto afectado por la pandemia de coronavirus. Algunos senadores participaron vía remota y la sala de audiencias fue acondicionada teniendo en cuenta las inquietudes de salud.

Salvo que ocurra algo inesperado, los republicanos parecen contar con los votos suficientes para confirmar a la jueza conservadora de 48 años para un puesto vitalicio en la Corte Suprema.

 

Con información de AFP y AP

 

Sigue nuestra cobertura de las elecciones en EU


Compartir