ALIMENTACIÓN INFANTIL

Alimentación infantil: 5 consejos para conseguir que tus hijos coman bien

Presionar a tus hijos para que coman bien puede ser un error, mejor enséñalos a comer bien con estos consejos

ESTILO DE VIDA

·
Presionar a los niños para que coman no es una buena idea Foto: Especial

¿Cuántas veces no hemos utilizado frases con tal de que nuestros hijos coman bien? Ya sea a manera de soborno, chantaje o manipulación, creemos que esto va a ayudar a que lo hagan, pero estamos muy equivocados, pues cuando decimos cosas como: 'termina todo lo que está en tu plato para que puedas irte a jugar' o 'hasta que termines todo te doy postre', lo único que estamos enseñando es a comer por obligación y no por necesidades internas para que mamá o papá no los regañen, para obtener algo más importante que la comida principal y comer cuando no tienen más hambre.

Este tipo de presión genera una relación problemática con los alimentos y genera menos deseo de comer, en cambio una conducta relajada y libre de presión ayuda a que los niños entiendan sus necesidades internas y reconozcan su ciclo de hambre/saciedad.

Crear un vínculo de conexión, paz y armonía a la hora de comer será la clave para mejorar la ingesta de los niños. Aquí te comparto algunos consejos para promover la diversión y la salud emocional en las comidas:

  • Rol de los padres y de los niños: los adultos somos los responsables de ofrecer variedad y alimentos que proveen nutrientes ideales para su correcto desarrollo y crecimiento, mientras que los niños determinan la cantidad de ingesta
  • Planeación en familia: crear un menú semanal junto con toda la familia creará una dinámica más estructurada y se sentirán parte de las decisiones en casa.
  • Predicar con el ejemplo: como adultos debemos de ser los mejores modelos a seguir en cuanto a la forma en la que nos relacionamos con los alimentos, que sea variada y libre de culpa
  • Alentar y no forzar: enseñar técnicas que generen interés por los alimentos mediante la exploración sensorial, alentar con juegos simbólicos y diversión, sin presión.
  • Involucrarlos en la cocina: la preparación de los alimentos ayuda a conocer el origen forma, textura, color, olor y sabor de lo que comen.

Confía en tus hijos y dales las mejores herramientas para que lleven una relación ideal con los alimentos.

Recuerda que la nutrición se trata de incluir no de restringir.