De esta manera puedes mejorar la vida útil de tu auto 

Tener un auto es una enorme ventaja , pues nos permite trasladarnos en grandes distancias y llegar más rápido a nuestros destinos, pero tenerlo en buen estado es un punto muy importante, pues ello puede salvarnos la vida

De esta manera puedes mejorar la vida útil de tu auto 
La función de los frenos es generar la fricción necesaria para disminuir o detener tu vehículo Foto: Pixabay

Tener un auto es una enorme ventaja , pues nos permite trasladarnos en grandes distancias y llegar más rápido a nuestros destinos, pero tenerlo en buen estado es un punto muy importante, pues ello puede salvarnos la vida. 

Es importante señalar que cualquier situación inusual que percibas, por pequeña que parezca, es razón suficiente para checar los frenos de tu auto, ya sea que requieras pisar el freno con mucha fuerza, que el pedal se hunda, que el auto vibre al momento de frenar o que escuches sonidos chirriantes

En este sentido, la función de los frenos es generar la fricción necesaria para disminuir o detener tu vehículo, por ello es que sus piezas son propensas al desgaste por uso, pero también su vida útil depende en gran medida de tus buenos hábitos como conductor

Consejos para cuidar tu auto y los frenos

1.- Cuida tus hábitos al conducir. Cuidar tus hábitos cuando estás al volante ayudará a que tus frenos estén en buen estado por más tiempo. Por ejemplo, el cambio de marcha es clave para evitar que el sistema de frenado se sobrecaliente, también es importante que evites frenar de manera brusca o cuando conduces a altas velocidades.

2.- Cuidar de tus llantas es cuidar de tus frenos. El buen estado de tus llantas evitará que el sistema de frenado tenga un desgaste prematuro excesivo. Recuerda que los neumáticos también son vitales para garantizar la seguridad del vehículo.

3.- Checa el líquido de frenos. Revisa al menos una vez el estado general del sistema de frenado, así como los niveles de líquido. Lo ideal es que la realices al menos una vez al mes y antes de salir de viaje por carretera.

4.- Realiza mantenimiento profesional de forma periódica. Cada 20 mil kilómetros debes llevar tu auto a que un profesional lo revise detalladamente y engrase y reemplace cada pieza que presente desgaste para su óptimo funcionamiento.

5.- Luego de la revisión. Al terminar el mantenimiento de tu auto, pisa el pedal de freno en repetidas ocasiones con el motor apagado, de esta forma el líquido de frenos volverá a circular por todo el sistema. 

dhfm


Compartir