Esta es la manera correcta de bañar a tu gato y no morir en el intento

Popularmente, se considera que a los gatos no les gusta bañarse, pues suelen hacer de todo para no tocar el agua, pero con ciertas medidas o estrategias, verás como tu gato disfruta de un buen remojo

Esta es la manera correcta de bañar a tu gato y no morir en el intento
Sus dueños suelen sufrir todo un calvario para poder bañarlos Foto: Pixabay

Los gatos son conocidos por ser limpios, pues ellos mismos llegan a lamerse el cuerpo cuando suelen sentir que estén sucios, pero cuando unos lenguetazos no bastan, sus dueños suelen sufrir todo un calvario para poder bañarlos. 

Popularmente, se considera que a los gatos no les gusta bañarse, pues suelen hacer de todo para no tocar el agua, pero con ciertas medidas o estrategias, verás como tu gato disfruta de un buen remojo. 

Foto: Pixabay 

Para poder hacer y que ambos se sientan bien después de esto, te damos algunos tips para poder hacer de la hora del baño toda una buena experiencia. 

Ten todo listo y a la mano
Para que no sufras a la hora de bañar a tu gato rápido, sobre todo por el hecho de que pueda escaparse, es necesario que tengas todos los utensilios que requerirás a la mano, como pueden ser shampoo, toalla, cepillo y secadora si es necesario. 

Intentalo en un tina

Lo ideal sería que pudieras bañar a tu gato en un espacio limpio, por lo que una tina puedes ser la mejor opción, ya que te brindará el espacio necesario para que no se sienta aprisionado o capturado. 

Foto: Pixabay 

Usa un buen shampoo 

El shampoo que usas para tener un liso perfecto u ondas definidas no es el mejor para tu gato, pues al igual que tú, necesitan productos especiales para su aseo, puedes preguntar a tu veterinario o especialista sobre que productos usar para bañar a tu mishi. 

Finaliza con un secado y premio 

Para que tu gato sepa que todo es una buena experiencia, concluye el baño con un secado minucioso,lo puedes hacer con la toalla y una secadora si consideras necesario o si tu gato es de pelaje largo, solo recuerda medir bien la temperatura para no causarle algún daño. 

Finalmente, si todo salió bien, puedes premiarlo con muchos mimos o incluso servirle su comida favorita. 

 


Compartir