ESCENA

A Erik Rubín lo transformó la paternidad y disfruta a sus hijas Mía y Nina

Erik Rubín habló de los regalos más valiosos que le han dado sus hijas Mía y Nina en estos años

ESPECTÁCULOS

·
Erik Rubín habló de los regalos más valiosos que le han dado sus hijas Mía y Nina en estos años Créditos: Foto: Especial

Ni un reloj, ni una guitarra o una lujosa prenda han cautivado tanto a Erik Rubín como las manualidades que sus hijas Mía y Nina hacían en la primaria para regalarle el Día del Padre, detalles que le permiten valorar más su paternidad, la cuál transformó su vida y lo ayudó a ser una mejor persona.

“Hay muchos regalos que me dieron cuando iban a la escuela y son los que más atesoro, los tengo  en el estudio como si fueran trofeos, entre ellos hay una piedrita pintada, pero en general siempre han sido muy detallistas, igual que su mamá (Andrea Legarreta), incluso valoro hasta las palabras sinceras y como muestra de cariño”, comentó.

El intérprete disfrutó al máximo su juventud, pero considera que el nacimiento de sus hijas lo cambió, porque sabía que tenía que ser una figura importante que transmitiera  buenos valores y sentimientos.

“La paternidad es la mejor experiencia, aunque no sabes qué hacer al  principio y vas aprendiendo paso a paso, te hace una mejor persona, porque te cuestionas qué quieres enseñarles y buscas lo mejor para ellas”, agregó.

El músico ha disfrutado cada etapa de sus pequeñas, como cambiarles el pañal cuando eran bebés, jugar en el parque y ahora acompañarlas en el estudio o arriba de un escenario, ayudándolas a cumplir sus sueños en esta industria. “Me encanta ver como cada una tiene su esencia, gustos y pasiones, y simplemente las guío, soy testigo de su esfuerzo”, contó.

Rubín tiene claro que no les impondría nada, porque él también cuando era niño, recibió de sus padres la confianza para viajar de Puebla a la CDMX y seguir su sueño. Este domingo espera celebrarlo con su padre José Ángel Rubín, con quien tiene una excelente relación.

DISFRUTA EL TEATRO

Su amor por la música nació en la infancia y ser parte de Timbiriche era su pasión. En esta época vio la obra de José El Soñador y se enamoró de la historia, por eso ahora disfruta ser parte del elenco en la nueva versión que produce Alex Gou y protagoniza Kalimba.

“Formar parte del elenco es un sueño hecho realidad. Tenía toda la ilusión de interpretar al Faraón nuevamente y lo hago ahora a mi manera, retomando al personaje original, pero haciéndolo más al estilo Elvis. Ha gustado mucho al público”, comentó el también actor.

La obra se presenta los fines de semana en el Centro Cultural Teatro 1.

 

MAAZ