OCDE

México obtiene recaudación histórica gracias a intercambio de información: OCDE

El territorio mexicano es el segundo en la región que más ha utilizado esa herramienta

ECONOMÍA

·
Contribuciones de los mexicanos.Créditos: Especial

Entre 2021 y 2022, México recuperó la mayor recaudación histórica de ingresos por parte de un contribuyente individual, equivalente a 10 mil millones 673 mil pesos, así lo reveló la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De acuerdo con el reporte “Transparencia Fiscal en América Latina 2022”, nuestro país realizó ese cobro utilizando el Intercambio de información previa petición (EOIR por sus siglas en ingles).

En entrevista con El Heraldo de México, Zayda Manatta, jefa de la Secretaría del Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información con Fines Fiscales de la OCDE, comentó que el caso de México es uno de los más exitosos del año pasado.

El informe detalla que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) indicó que esta recuperación se dio gracia a la venta de una empresa mexicana, en donde sólo se estaba pagando impuestos por 50 por ciento de los ingresos generados por la venta, mientras que el otro 50 por ciento se transfirió a otros dos países mediante dos fideicomisos y entidades distintas.

TE PUEDE INTERESAR: Recaudación en México sube 1.8% pese a pandemia de COVID-19

A pesar de no dar los nombres de la empresa y las personas involucradas, el SAT comunicó al organismo internacional que las personas físicas A y B, residentes fiscales en México, eran los presuntos beneficiarios finales de los fideicomisos y entidades que concentraron la otra mitad restante.

“Tras el intercambio de información previa petición a varias jurisdicciones, el SAT obtuvo información útil sobre los directores, accionistas y beneficiarios finales de los fideicomisos y las entidades. Esto permitió al SAT confirmar que los individuos A y B eran efectivamente los beneficiarios finales de los fideicomisos y las entidades”, refiere el informe de la OCDE.

 SAT emitió un dictamen fiscal por las rentas extranjeras no declaradas y gravadas bajo las reglas de la Sociedad Extranjera Controlada mexicana, para que las personas físicas A y B reconocieran los ingresos derivados de la venta de la empresa mexicana.

La OCDE reconoce que la llegada del COVID-19 y la mayor necesidad de recursos que tienen los países hizo que la utilización de intercambio de información para seguir el dinero y presuntas evasiones fiscales, no solo se ha mantenido, sino que ha aumentado. 

SIGUE LEYENDO

La inflación en la OCDE: México ante nuevos retos internacionales

La OCDE, 60 años y creciendo

DRV