INFONAVIT

Desarrolladores inmobiliarios edifican menos casas de interés social por falta de estímulos

Trabajadores con menos sueldo sufren para comprar una vivienda, porque se eliminaron los apoyos

ECONOMÍA

·
Trabajadores con menos sueldo sufren para comprar una vivienda, porque se eliminaron los apoyos. Foto: Infonavit

La vivienda de interés social es la de mayor demanda en el país, sin embargo, la falta de estímulos hace que los desarrolladores pierdan interés en producirla y que las personas que la necesitan no puedan adquirir las de segmento medio por el mayor costo.

Enriqueta Hernández tiene 42 años, ella soñaba con tener una casa nueva. El año pasado tramitó su crédito en el Infonavit, le aprobaron un financiamiento de 270 mil pesos, pero ese monto fue insuficiente para comprar un inmueble nuevo.

Desarrolladores construyen cerca de 250 mil viviendas en el país al año, esto es 38 por ciento de las 650 mil que se demandan, y si bien no alcanza para satisfacer las necesidades de todos los sectores, la colocación que mayor contracción registró el Infonavit fue en la de interés social, esto es la vivienda económica y popular que va de los 200 mil a los 350 mil pesos.

Este tipo de desarrollos está pensado para los trabajadores que perciben hasta cuatro salarios mínimos, es decir, aquellos que ganan entre cuatro mil y 16 mil pesos mensuales.

Hasta 2018, el gobierno otorgaba un subsidio para complementar el ahorro o crédito para comprar, ampliar, remodelar o autoconstruir una casa. Éste se daba a través del Infonavit, Fovissste o personas no afiliadas, con un sueldo menor a seis mil 860 pesos mensuales, pero a partir de 2019 se eliminó y se amplió el monto de crédito.

Leonardo González, analista del sector inmobiliario, dijo que lo anterior ha provocado que los desarrolladores se concentren en producir para un sector medio y residencial, mientras que las personas con menos recursos tienen que buscar alternativas en donde vivir.

“El gran reto que tenemos es cómo vamos a cubrir esa demanda. Es difícil porque 50 por ciento de las personas que buscan una casa no están afiliadas y por lo tanto no pueden acceder a una”, dijo Gonzalo Méndez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

De acuerdo con el Infonavit, en 2020, la colocación de vivienda económica y popular registró una contracción anual de 23 por ciento, mientras que si se compara con lo que se colocó en 2015, la caída es de 35 por ciento. Las mayores contracciones se registraron en Oaxaca, Tabasco, Querétaro y la Ciudad de México.

El Infonavit agregó que 75% de las personas que cumplen con los requisitos para adquirir una vivienda, no lo hacen porque la oferta que hay en el mercado no se adecua a su presupuesto.

Datos de la Canadevi refieren que medio millón de personas, de las 650 mil que requieren un lugar donde vivir, acceden a él, pero una buena parte lo hacen a través de la renta, autoconstrucción o porque consiguieron un lugar prestado.

La falta de acceso a un inmueble para las personas más pobres ha generado que 28 por ciento de las casas se encuentren en hacinamiento, esto es, 9.8 millones de viviendas concentran a 50.7 millones de personas, según el Consejo Nacional de Población.

“Busqué casas, las nuevas están en más de 500 mil pesos, ni siquiera me alcanzó para una usada. Tuve que comprar un terreno y levantar un cuartito con apenas lo más básico”, comentó la señora Hernández.

MAAZ