IMEF

Recuperación económica depende de la demanda externa y reanudación de actividades: IMEF

El presidente nacional del IMEF indicó que se ve un riesgo que se asocia a la evolución de la pandemia ante el surgimiento de nuevas cepas

ECONOMÍA

·
Recuperación económica depende de la demanda externa y reanudación de actividades: IMEF.Foto: Cuartoscuro

Ángel García - Lascurain, presidente nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), habló sobre el riesgo de la recuperación económica por la variante Delta de Covid-19.

En entrevista para El Heraldo Televisión en “Noticias de la mañana” con Mario Maldonado, el presidente nacional del IMEF aseguró que la recuperación económica estaba a un ritmo positivo, pero en los datos más recientes es más lento, hay diferentes indicios a través de la inversión, el consumo y otros indicadores en los que se ha visto que está perdiendo dicho ritmo.

Expresó que la recuperación está dada en dos factores: el primero es la demanda externa y la reanudación de actividades, por lo que se ve un riesgo que se asocia a la evolución de la pandemia ante el surgimiento de nuevas cepas, ya que puede afectar en la reactivación económica del país.

Mencionó que la recuperación del empleo también es lenta, todavía falta por recuperar alrededor de medio millón de empleos formales; mientras que, en el caso de los empleos informales hay más de un millón que no se han recuperado.

Añadió que el principal problema que han visto es que la recuperación económica está dependiendo de la demanda externa y la reanudación de actividades, y no se fundamenta en la inversión de las empresas, provocando más demora para generar el número de fuentes de trabajo que se tenían antes y elevar el nivel adquisitivo de la población.

Además, destacó que uno de los riesgos es que la inversión no se ha recuperado con niveles entre 13 y 14 por ciento abajo, respecto a febrero de 2019, y se ve un entorno poco propicio para el desarrolló de proyectos de inversión, lo cual inhibe la capacidad del país para generar las fuentes de empleo necesarias.

Explicó que la inflación se ha visto afectada por diferentes factores como son la reducción de precios de algunos productos por la pandemia y la caída de actividades en 2020. 

También dijo que ha habido crecimiento de otros productos de materias primas, energéticos, entre otros, que han distorsionado los precios relativos de la economía, siendo una situación atípica, que se ha reflejado en presiones de precios, ya que hay un nivel de inflación más elevado que preocupa y es uno de los elementos a seguir durante este año. 

“Estamos combinando una recuperación económica débil por diferentes factores, con diferentes riesgos… en un entorno de mayor crecimiento de precios”, aseguró.

Señaló que en México no se tiene el riego de exceso de liquidez por la pandemia de Covid-19, las presiones son diferentes, es una dinámica distinta a otros países, pero en general, sí hay una preocupación por la inflación a mediano plazo.

Comentó que lo establecido por la Reforma Fiscal de no aumentar impuestos, especialmente si se quiere implementar la inversión y el crecimiento económico en México, que se simplifiquen los procedimientos para cumplir con las obligaciones fiscales y que no se recarguen los contribuyentes continuos de siempre son puntos positivos; sin embargo, cree que se trata de una propuesta fiscal limitada, totalmente enfocada en la recaudación y no se aprovecha la política fiscal como instrumento para el crecimiento económico.

“Me parece que debería de haber una reforma mucho más amplia, mucho más profunda, enfocada en apoyar el crecimiento económico, no solo en la recaudación, sino en el crecimiento que a la vez generaría una recaudación mayor en el mediano plazo”, puntualizó.