Población de bajos ingresos, con más uso de efectivo y menos gasto con tarjetas: Bancos

La población de menores recursos se caracteriza por emplear más efectivo y hacer menos uso de tarjetas de crédito como medio de pago

Población de bajos ingresos, con más uso de efectivo y menos gasto con tarjetas: Bancos
La inclusión financiera en México es relativamente débil Foto: Especial

La población de menores recursos se caracteriza por emplear más efectivo y hacer menos uso de tarjetas de crédito como medio de pago, concluyó un análisis de BBVA México.

“Los municipios más pobres y con mayor densidad de población son los que más usan el efectivo como medio de pago o los que registran el mayor aumento en la asignación presupuestaria en efectivo. Por su parte, los municipios más ricos registran un menor gasto en efectivo y un mayor gasto con tarjeta”, destacó.

De acuerdo con los resultados, cuanto mayor es el ingreso de una persona, mayor es el de bancarización y menor el gasto en efectivo, incluso controlando la inclusión financiera, el nivel de urbanización y la ubicación geográfica.

“La inclusión financiera en México es relativamente débil, ya que la mayoría de la población con bajo nivel de ingresos permanece sin servicios bancarios y una parte sustancial de las operaciones se realiza mediante el uso de efectivo”, se lee en el estudio “Patrones de consumo de efectivo Vs tarjetas en México”.

Los bajos niveles de ingresos se asocian con niveles de educación inferiores, menores habilidades laborales, empresas de menor capitalización (negocios familiares) y trabajos temporales.

Estas características estructurales de la economía favorecen la informalidad económica y constituyen un factor importante que determina el uso de ciertos canales de pago. Como consecuencia, de una población de casi 130 millones, únicamente 38.7 por ciento de los mexicanos tiene abierta una cuenta en alguna institución financiera, destacó BBVA.

En lo que se refiere al tipo de gasto, la mayoría de los bienes de primera necesidad detectados se paga en efectivo, es decir, alimentos, bebidas y productos de cuidado personal. Esto, dijo, se relaciona con el hecho de que los supermercados son quienes venden este tipo de productos.

En contraste, los artículos considerados como de lujo o de uso secundario se pagan preferentemente con tarjeta de crédito.

Por: Fernando Franco 

dhfm


Compartir