IMEF ve una reforma fiscal con cambios menores por restricciones presidenciales

No habrá nuevos impuestos para la población, lo cual limitará la recaudación

IMEF ve una reforma fiscal con cambios menores por restricciones presidenciales
MAYOR CONTROL. La medida no incluirá nuevos métodos de recaudación

La reforma fiscal que trabaja la 4T difícilmente va a ser de gran calado y sólo va a contener “cambios menores” por dos restricciones: los lineamientos que dictó el presidente Andrés Manuel López Obrador y el propio proceso político en el Congreso, estimó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

“Veo difícil, no por el secretario y subsecretario (de Hacienda, Arturo Herrera y Gabriel Yorio), sino por las restricciones que menciono, que la reforma pueda ser de gran calado”, dijo Gabriel Casillas, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF.

En videoconferencia, el especialista recordó que el jefe del Ejecutivo dejó en claro que la reforma fiscal no va a contener impuestos nuevos ni aumento de tasas de interés.

“Tanto el secretario Herrera como el subsecretario Yorio quisieran hacer una reforma de gran calado (…), pero hay que ver las restricciones y hay dos muy importantes: una es la política con los legisladores y la otra son los lineamientos que dicta el presidente”.

Ante eso, “creo que se van a ir por cambios menores que combatan la evasión y elusión de impuestos, básicamente, yo creo es que va a ocurrir, la verdad”, agregó.

Casillos comentó que, en su opinión, esta reforma va a girar en cuatro rubros: ampliar el rango de personas físicas que pagan una tasa de ISR de 35 por ciento, el nivel más alto; limitar las deducciones de las personas morales en ISR; reducir la lista de bienes como periódicos y revistas que tienen IVA tasa cero o exento, aunque no necesariamente ocurriría esto en alimentos y medicinas; y seguir con la eficiencia recaudatoria.

El IMEF adelantó que trabaja en una propuesta de reforma, que en próximos días se va a dar a conocer. La jefa del SAT, Raquel Buenrostro, anticipó hace unos días que el cambio en el marco tributario se va a centrar en una simplificación administrativa.

Ayer, Yorio, en el podcast Norte Económico de Banorte, dijo que uno de los temas a trabajar es la informalidad, donde laboran más de 29 millones de personas, para aumentar la base de contribuyentes

Con los cambios fiscales hechos y los que vienen, Hacienda espera que los ingresos tributarios lleguen a 16 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al término de la administración. Hace dos años fueron de 13 por ciento y en 2020, de 14.5 por ciento.

Esto, acotó Yorio, es posible porque existe un margen de entre uno y dos puntos del PIB en materia de recaudación en temas como el combate a la evasión y los impuestos digitales.

Por: Fernando Franco

GDM


Compartir