SKATE

Skateborading, la nueva ilusión para alcanzar el Olimpo

Para Carlos Haro, fundador de Ollie School, el skateboarding ha evolucionado de tal manera que ya es aceptado por la sociedad

DEPORTES

·
Aunque es un deporte individual, en Ollie School siempre trabajan en equipo | Foto: Daniel Ojeda

Con sus delgadas y pequeñas manos toma la patineta y se posiciona al filo de una rampa, coloca sus pies en cada extremo de la tabla, espera la indicación de su maestro y se lanza; a Maia, de siete años de edad, le gusta la velocidad y su nuevo sueño es patinar en unos Juegos Olímpicos, “si estuviera ahí me emocionaría un montón”, dice en entrevista con El Heraldo de México. 

Ella es alumna de Ollie School, una de las escuelas de patineta, pionera en México, con sede en la capital del país. Sus primeras clases las tomó a la edad de cinco años, hoy su nivel es intermedio. 

“A veces me da miedo pero siento más emoción y me gusta la velocidad”, explica. 

Maia es de pocas palabras pero sus consejos son precisos, “para andar en patineta debes confiar en ti y no asustarte”, concluye. 

Maia es una de las alumnas más pequeñas, a sus 7 años de edad ya es nivel intermedio | Foto: Daniel Ojeda

Para Carlos Haro, fundador de Ollie School, el skateboarding ha evolucionado de tal manera que ya es aceptado por la sociedad. En esta escuela hay cerca de 400 alumnos que toman clases, los principiantes asisten al Parque México y el nivel avanzado a Parque Lira. 

“Antes la gente veía a un skater y decía: es drogadicto y seguro no va a la escuela, hoy nos ven como atletas, ya nos quitamos ese estigma, sobre todo con los Juegos Olímpicos”, asegura Carlos, quien además es publicista de profesión. 

El costo de la escuela es de trescientos veinte pesos por cuatro clases, una cada fin de semana, también se puede pagar por una sola sesión con un costo de cien pesos. El contacto se hace a través de la cuenta ollie.school en instagram. 

Si te caes te levantas

Para andar en patineta se requiere disciplina y saber que caerás una y otra vez, el éxito vendrá con la práctica, esa es la filosofía de la escuela. 

“Con la patineta te vuelves más ágil, piensas más rápido, emocionalmente te vuelves más estable, te vences a ti mismo, no sólo enseñamos patineta, enseñamos un estilo de vida, en Ollie School cambiamos el chip de la derrota, aprender a fallar de manera amigable te vuelve más capaz para enfrentar cualquier problema”, puntualiza Carlos. 

Carlos Haro es fotógrafo y publicista, hace seis años fundó Ollie School | Foto: Daniel Ojeda 

Campeonas olímpicas, ejemplo a seguir

Fernanda tiene 12 años de edad, hace cinco meses vio un video de patinetas en YouTube y decidió aprender este deporte.

“Creí que sería fácil pero cuando me subí me dio miedo, poco a poco he ido tomando confianza. Cuando vi a las niñas patinar en los Juegos Olímpicos pensé, si ellas pueden yo también, lo único que me impide hacerlo soy yo misma”, explica. 

Ángel también sueña con alcanzar el Olimpo, a sus nueve años de edad tiene un nivel intermedio avanzado, lo que más disfruta es volar en la patineta.

“Empecé de cero pero ya llevo dos años practicando, no sé cómo explicar mis emociones pero me gustaría llegar a los Olímpicos porque me gusta la patineta y quiero ser grande”, finaliza. 

Ángel tiene 9 años de edad, su pasión es volar con la patineta | Foto: Daniel Ojeda

El boom de la patineta

Con el debut del skateboarding en Tokyo 2020, Carlos Haro vislumbra un boom de este deporte en México. 

“Todavía falta para que llegue el boom, pero ha aumentado la cantidad de gente interesada en la patineta, vendrán más marcas a profesionalizar el skate, harán más parques, vendrá la creación de federaciones responsables que le den dignidad a la patineta. En un futuro yo no me veo patinando en unos Juegos Olímpicos pero sí veo a mis alumnos representándonos”, concluye. 

FOTOS: DANIEL OJEDA

MAAZ