NFL

NFL: ¿Cómo afectan los jugadores que NO QUIEREN VACUNARSE contra Covid-19 a sus equipos?

La NFL está cada vez más cerca de regresar a la actividad, por lo que las franquicias siguen vacunando a sus estrellas; algunos se niegan a recibir la dosis contra el coronavirus

DEPORTES

·
La NFL confirmó que el 90% de los jugadores ya recibieron la vacuna

Los equipos de la NFL siguen preparando los últimos detalles previo al inicio de la temporada 2021-2022, siendo el tema de la vacunación contra el Covid-19 uno de los puntos importantes previo al inicio de la campaña. El gran problema de las franquicias es que algunos de los jugadores no quieren recibir su dosis.

Previo al inicio de la campaña, la NFL ya confirmó que el 90 por ciento de los jugadores recibieron su primera dosis, pero el gran problema está en aquellos que no quieren ponerse la vacuna, ya que podrían arruinar la temporada si llegaran a contagiarse, por lo que buscan que el 100 por ciento de los jugadores que pisen el emparrillado se encuentren con al menos una inyección.

Entre los nombres más sonados de las personas que no quieren vacunarse se encuentra el de Nick Rolovich, entrenador de Washington State, ya que le prohibieron hablar con la prensa por su postura contra las vacunas y afirmar que no sabe cuántos de sus jugadores ya cuentan con al menos una dosis.

Estrellas que se niegan a vacunarse

Dentro de ese 10 por ciento que todavía no reciben la vacuna contra el Covid-19 se encuentran dos nombres que ponen a temblar a las franquicias de Baltimore y Vikings, ya que son piezas fundamentales dentro de sus respectivos equipos en la pelea por llegar al Super Bowl LVI, mismo que se jugará en el Estadio SoFi de Inglewood.

Se tiene que recordar que la NFL no obliga a los jugadores a vacunarse, pero en caso de no hacerlo corren peligro de quedar contagiados y con esto arruinar la posibilidad de sus respectivos equipos a luchar por el título de sus respectivas ligas.

Uno de los casos más sonados es el de Kirk Cousins, quien se ha negado rotundamente a recibir la cura contra el coronavirus, lo que levanta las alarmas de los aficionados de Minnesota, ya que durante la pretemporada ya se perdió algunos partidos y en caso de contagiarse (la posibilidad es alta), tendrían que suplirlo de emergencia.

El otro caso que encendió las alarmas dentro de sus hinchas es Lamar Jackson. El QB de Baltimore dio positivo por segunda ocasión, ahora durante la pretemporada, esto gracias a que sigue negándose a recibir la vacuna. El jugador asegura que ya salió de la lista de contagiados y quiere hablar con los médicos para ver qué opinan.

DeAndre Hopkins explicó en julio que no quería vacunarse, inclusive puso un tuit donde dijo que no pensaba que por no querer aplicarse la inyección estaría en riesgo su continuidad en la NFL, mensaje que borraría al poco tiempo. Al momento no se sabe si ya tiene la primera dosis, por lo que podría ser una dura baja para los Cardinales. 

Leonard Fournette, corredor de Tampa Bay, compartió un mensaje en sus redes sociales sobre su postura de no vacunarse, pero al igual que DeAndre terminó borrando el tuit. El corredor de Buccanneers fue fundamental en la temporada donde fueron campeones, por lo que en caso de dar positivo sería una dura baja para la escuadra de Tampa.