SOFTBOL

Tokio 2020: "Me dio coraje, por eso lo hice" dijo Esmeralda Falcón sobre acusar al equipo de Softbol

La boxeadora acusó a las jugadoras del equipo mexicano de softbol de tirar a al basura sus uniformes, esto a través de su cuenta de Twitter

DEPORTES

·
Esmeralda Falcón admitió sentir coraje por ver uniformes de México en la basura y no se arrepiente de haberlo revelado. Foto: Especial

Han pasado dos días desde que se dio a conocer el escándalo de los uniformes que el equipo de softbol que representó a México, en Tokio 2020, tiró a la basura, dejando así severas críticas de la opinión pública y el repudio de las personas en redes sociales. Ante el revuelo causado con esta noticia y las derivadas voces en torno a la misma, Esmeralda Falcón, la boxeadora mexicana que reveló los hechos en la Villa Olímpica nipona, reiteró que su acción fue un instinto por coraje.

Con el sentimiento aún a flor de piel, por ver un uniforme deportivo nacional en la basura, Esmeralda refrendó su compromiso por entrenar años para obtener una oportunidad de oro al estar en la justa veraniega y portar un uniforme y escudo de México. 

Coraje por ver uniformes en la basura

Contundente con su pensar, Esmeralda Falcón relató a un medio nacional que sintió mucho coraje y tristeza de ver los uniformes en bolsas, colocados en la zona de basura, puesto que estos representan a tu país en Juegos Olímpicos. 

Esmeralda enfatizó que su acción fue incorrecta y compartió que recibió apoyo por dar a conocer los hechos con las fotos que subió a su cuenta de Twitter. Si afán de molestar o insultar, Esmeralda incluso admitió que se arrepintió de no haber grabado la situación para mostrar la real dimensión de lo que vio.

Tenis, ropa y demás artículos de México, a la basura

Como se dio a conocer hace un par de días, Esmeralda Falcón, la boxeadora mexicana que también está en Tokio para representar a México en un cuadrilátero, precisó de nuevo que encontró varias prendas en bolsas, desde tenis y ropa hasta otros artículos deportivos del equipo de Softbol mexicano.

Ante esto, añadió su gran sorpresa al ver que eran muchos uniformes, puesto que ella, como boxeadora, para ganarse uno que deba usar para representar a México, debió primero ser campeona nacional de su disciplina, sumado a entrenar y competir constantemente. 

Culminó que todo estaba revuelto con envases de refresco y cabello. Todo el reflejo de un equipo nacional en Tokio 2020, a la basura.