Alfredo Caballero vivirá un duelo estratégico de esquina a esquina

En el pleito donde Alfredo dirigirá a Miguel ‘Alacrán’ Berchelt ante Óscar Valdez, se fragua una contienda en el otro extremo del ring con Eddy Reynoso, líder del ‘Canelo Team’

Alfredo Caballero vivirá un duelo estratégico de esquina a esquina
Va a ser una gran pelea, considero que la esquina debe ser muy inteligentes yo sé que lo son Foto: Especial

La dorada oportunidad de escribir su nombre en la historia llego para Alfredo Caballero a medio camino de su historia; en una disyuntiva que planteó dar un cambio, cuando dos amigos le pidieron que los preparara como boxeadores y fue esa decisión, de fundarse los guantes a ponerlos en otros, lo que lo ha revelado entre los mejores entrenadores del mundo en el ring: hoy cuenta con tres mexicanos Campeones Mundiales: Juan Francisco ‘Gallo’ Estrada, Yamileth Mercado y Miguel AlacránBerchelt, quien tendrá este 20 de febrero la próxima exposición de su cetro ante Óscar Valdez y donde Caballero se medirá en un duelo táctico de esquina a esquina ante Eddy Reynoso, quien subirá con Valdez Fierro y es artífice de Saúl ‘Canelo’ Álvarez.

“Va a ser una gran pelea, considero que la esquina debe ser muy inteligentes yo sé que lo son. Eddy Reynoso es un gran entrenador y lo admiro por todo lo que ha logrado. Es un honor competir con él. Siempre es bueno competir con los mejores, sin miedo a perder, porque esas experiencias son las que nos darán las enseñanzas de la vida para mejorar. Pero sin duda, aquí el público es el que sale ganando al disfrutar una pelea que será una bomba”, auguró Caballero.

En su natal Hermosillo, Sonora, Caballero fue primero pugilista. “Pero sentado en las bancas de mi colonia dos amigos me pidieron que los entrenara y al paso de los días, mi padre me dijo que estudiara Entrenamiento Deportivo y me inscribí; a los tres meses, sentado en el mismo lugar me dije “bueno ya estoy aquí y ahora quiero tener Campeones Mundiales, quiero ser un gran entrenado”. Fue un sueño y hoy sé que los sueños se cumplen con disciplina, voluntad y esfuerzo”, garantizó el especialista, quien sigue en capacitación continua.

En el camino a ese reto, Alfredo llegó a ser entrenador de la Selección Sonora que competía en la extinta Olimpiada Nacional y en ese proceso coincidió con Óscar Valdez, quien iniciaba su camino amateur y es ahora rival de su pupilo, Berchelt

En este mes, Caballero enfrentará, con ‘El Alacrán’, uno de sus retos más importantes, pero no el único. Cada fin de semana surge una velada que convoca su apoyo, una en la que los pupilos de su gimnasio buscan brillar. “Hacer equipo es importante, se le debe inculcar a jóvenes y niños cómo hacer equipo; compartir labores es lo que me permite estar donde estoy, gracias al trabajo en equipo con Germán y Alfredo León, Orlando Plasencia y Álvaro Salcido los muchachos han logrado crecer y salir adelante”, expresó el especialista, quien admite que el pugilismo para damas no estaba entre sus metas.

“No quería entrenar mujeres, no porque no creyera que no fueran capaces, solo es que no me gustaba que se golpearan; pero ya vi que tienen hasta mas corazón que los hombres. Ahora tengo  como Campeona Mundial a Yamileth (Mercado) y ahora hay más niñas, pero estoy sorprendido de lo que son capaces, a veces hacen más que los hombres. Yamileth es de las más jóvenes Campeonas Mundiales actuales, entrena con hombres y en un gran trabajo de coordinación; ahora ha ajustado su táctica y técnica con cambios de velocidad y más cabeceo”, presumió el forjador de la monarca, quien entre los títulos tiene aún más valías.

“Hace tiempo me encontré a un joven que entrenaba conmigo. Ahora es enfermero, tiene a su familia, me da gusto que sean buenos seres humanos; claro que tener Campeones Mundiales es un logro único e impresionante que me llena mucho, pero ver a los que cambiaron positivamente su vida a través del boxeo también me satisface”.

El 2020 fue un año retador y doloroso para Alfredo, no solo porque sus pugilistas y él mismo se contagiaron de COVID-19, lo que implicó postergar sus funciones; especialmente porque en junio pasado, debió despedirse de su más grande inspiración: Don José Alfredo Caballero Rodríguez (QEPD).

“Dejé el boxeo a los 17 años y no sabía qué hacer; a los 19 me pidieron mis amigos que los entrenara... pero desde que era muy chiquito, desde los 5 años, la inspiración ha sido mi padre: todos los días llegaba del trabajo y me platicaba de boxeo, siempre fue mi inspiración y estoy donde estoy porque me enseñó bastante. Él no esta ya aquí, pero todo se lo debo a él”, garantizó con añoranza el entrenador, quien pese a esta sensible ausencia busca enaltecer su apellido paterno y la herencia que dejó en su corazón por los guantes, el sudor, las guardias, los golpes, el esfuerzo, el valor y la gloria que se conquista entre las cuerdas.

Por: Katya López 


Compartir