Bienal Internacional del Cartel en México, 30 años

La BICM modificó las prácticas de las bienales europeas, introduciendo la parte vinculada a universidades y a la academia

Bienal Internacional del Cartel en México, 30 años
BIENAL INTERNACIONAL DEL CARTEL MEXICO. BIENAL INTERNACIONAL DEL CARTEL MÉXICO. Exposición en el Museo Franz Mayer, 2014. Cortesía BICM.

El esfuerzo de 30 años ha sido colectivo, armando el gran rompecabezas que ha convertido a la Bienal Internacional del Cartel en México (BICM), en un espacio de colaboración y espíritu fraternal en donde la creación y la complicidad nos mantienen vivos.

Cuando iniciamos en 1989, la ecología y el respeto al medio ambiente empezaban a tomar fuerza e iniciamos la convocatoria y la motivación para formar colecciones sobre estos temas desde el diseño y las artes, en colaboración con el programa ONU Medio Ambiente.

La Bienal de México nace prestigiada por la participación de cinco grandes creadores como jurado: René Azcuy (Cuba), Milton Glaser (EU), Shigeo Fukuda (Japón) y Jukka Veistola (Finlandia), todos ellos fallecidos en años recientes, y el maestro Vicente Rojo, aún en activo. La BICM modificó las viejas prácticas de las bienales europeas, introduciendo la parte formativa vinculada a universidades y la academia, con talleres, encuentros, exposiciones y diversas actividades. Las bienales dejaron de ser concursos internacionales de artistas y diseñadores para convertirse en espacios de formación y reflexión de temas relevantes. 

Hoy la BICM se encuentra ante el gran reto de institucionalizarse a partir de nuevas estrategias y una estructura organizativa. Foto: Cortesía BICM

La BICM fue la primera en convocar una colección temática sobre un hecho histórico que inicio nuestro mestizaje. América hoy 500 años después, editada en 1992, nos abrió la posibilidad de vincularnos con la SRE para formar parte de la oferta cultural de México.

Esta muestra nos llevó a Marruecos, Venezuela, Australia, Colombia, Irlanda y Noruega, entre otros países, lo que permitió la participación de artistas y diseñadores del mundo en la bienal.

En 1992, la bienal de cartel más antigua del mundo (1967) suspendió sus actividades debido al contexto político de ese país; así sus organizadores deciden invitar a sus participantes a México, lo que enriqueció la BICM. Un puente extraordinario fue creado y así los grandes maestros de la escuela polaca nos unieron aún más con el resto del mundo. También fuimos los primeros en publicar un catálogo a color. 

La celebración de los centenarios de México en 2010 nos llevó a proponer la colección Voces en Libertad, que llegó a museos, centros culturales y universidades. Cada uno de los 110 participantes organizó presentaciones en sus lugares de origen. La Bienal ha sido un punto de extraordinaria importancia para la vinculación de México con creadores y ha servido de plataforma para promover su talento.

La BICM modificó las viejas prácticas de las bienales europeas, introduciendo la parte formativa vinculada a universidades y la academia. Foto: Cortesía BICM

En 2015 se realizó la donación de nuestro archivo –más de 50 mil carteles– a la Universidad Autónoma de San Luis Potosí e iniciamos una etapa para lograr el inventario, catalogación, conservación y difusión de este valioso acervo de los más grandes diseñadores en los últimos 100 años: autores de 84 países en importantes colecciones, como Milton Glaser, Vicente Rojo, Vittorio Fiorucci, Wíktor Gorka, Joao Machado y Per Arnoldi, entre otros. Estas acciones colocan a la UASLP a la vanguardia en programas digitales para el uso y difusión del archivo donado por la BICM

Hoy la BICM se encuentra ante el gran reto de institucionalizarse a partir de nuevas estrategias y una estructura organizativa y financiera que le den larga vida a este espacio para la creación.

 

 

Por Xavier Bermúdez Bañuelos
 

Descubre qué leer en El Podcast Literario


Compartir