Halloween: Breve historia de cómo surgieron los disfraces para esta festividad

Los disfraces de Halloween en la primera mitad del siglo pasado eran aterradores, y se basaban en raíces paganas y cristianas de esta festividad

Halloween:  Breve historia de cómo surgieron los disfraces para esta festividad
La celebración de Halloween data de tiempos muy remotos. Foto: @hallozween Instagram

Los disfraces de esta original celebración datan de principios del Siglo XX, en donde encontrábamos mujeres de las zonas Rurales de Estados Unidos con el rostro cubierto con una máscara blanca, un tanto siniestra.

Los disfraces de Halloween en la primera mitad del siglo pasado eran aterradores, y se basaban en raíces paganas y cristianas de esta festividad, que pretendía alejar a los espíritus malignos o reconciliarse con la muerte.

Las personas optaban por disfraces más serios que los del día de hoy, que están inspirados en una cultura pop, según la autora Lesley Bannatyne, quien ha escrito extensamente sobre la historia del Halloween.

Foto: Archivo / Getty Images

Antes de que esta celebración se convirtiera en la típica fiesta familiar como la conocemos actualmente, el 31 de octubre estaba profundamente vinculado a fantasmas o supersticiones, y se veía como un día fuera de lo normal.

¿Desde cuándo tienen origen los disfraces?

Sin embargo, los disfraces de Halloween pueden remontarse a más de 2000 años atrás, coinciden los historiadores debido a que el Festival Celta pagano de Samhain, marcó el final del verano y comienzo de la mitad más oscura del año, en Islas británicas.

Se creía que durante el festival el mundo de los dioses se hacía visible para los seres humanos, lo que derivó en travesuras fuera de lo normal, algunas personas les ofrecían golosinas y comida a los dioses mientras otras usaban disfraces cómo pieles y cabezas de animales para que los espíritus que deambulaban pudieran confundirlos con ellos mismos.

Foto: Corbis Historical Getty Images

¿De dónde surge Halloween?

Tiempo después, el cristianismo adoptó el 31 de octubre como una festividad y de hecho la palabra Halloween se deriva de: “All Hallows Eve”, que significa el día antes del Día de Todos los Santos, celebrado el 1 de noviembre, que también conocido como Noche de Brujas o Noche de Víspera de Difuntos, y ahora es una celebración más moderna resultado del sincretismo de la fiesta cristiana.

Sin embargo, los aspectos folklóricos se incorporaron y transmitieron por generaciones, incluyendo los disfraces. En Inglaterra e Irlanda, durante la época medieval la gente se vestía con atuendos que simbolizaban fantasmas, almas de muertos, y a finales del siglo XV la gente comenzó a utilizar aspectos espeluznantes para personificar espíritus, demonios, brujas, y recitaban versos y canciones a cambio de comida, para práctica que era conocida curiosamente como “momia”, otro típico disfraz de Halloween.

Cuando la primera ola de irlandeses y escoceses inmigrantes llegaron a Estados Unidos, se trajeron con ellos todas las tradiciones de esta fiesta pagana, incluidos los disfraces. Una vez que Halloween entró en la cultura estadounidense, su popularidad se extendió rápidamente, y la gente de las zonas rurales abrazó estas raíces paganas, junto con la idea de que era una temporada oscura, centrada en la muerte, por lo que comenzaron a llevar atuendos aterradores como sábanas, máscaras  improvisadas y aparte le añadieron un toque especial: el maquillaje, para dar mayor realismo a sus disfraces.

¿Cómo fue Halloween en el Siglo XX?

Para las décadas de 1920 y 1930 la gente realizaba mascaradas cada año en Halloween, dirigidas tanto a adultos como a niños, y alquilaban salones o casas familiares para dichas celebraciones. 

Los preparativos se hacían desde agosto de cada año y tiempo después los especialistas en marketing jugaron con la idea de comercializar este tipo de disfraces influenciados con la cultura pop, para dar paso a las primeras grandes empresas de fabricación de disfraces, y fue como se otorgaron las licencias para las imágenes de personajes de ficción y animados.

Continuando con la tradición de viejas prácticas, las bromas en Halloween se convirtieron en un fenómeno común en América del Norte, muchas veces cayendo en el vandalismo y los disturbios.

Sin embargo, a lo largo de la historia, Halloween ha sufrido por cambios distintos, ya que su conexión con la muerte se hizo cada vez más tenue y eso dio origen a otro tipo de disfraces. Después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la televisión llevó la cultura pop a los hogares familiares, los disfraces se asemejaron cada vez más a superhéroes,  personajes de cómics y figuras del entretenimiento. 

Después de los años 60, te marcó un cambio muy particular para los disfraces de Halloween, ya no se utilizaban máscaras y optaban por mostrar sus rostros con maquillaje, o utilizar disfraces de personajes de películas, sobre todo las del género de terror, que inspiraban a las personas a elegir estos disfraces.

 Con información de CNN

 

 

 

Las mejores recomendaciones de libros están en El Podcast Literario

 

 

 

 


Compartir