Alice Cooper descubre un Warhol original arrumbado en un locker

CULTURA

·
Vaya hallazgo afortunado el que hizo Alice Cooper durante el fin de semana. Y es que el rockero de 69 años anunció que se encontró en un locker de almacenaje con una obra de arte de Andy Warhol que había permanecido olvidada por 40 años dentro de un tubo contenedor. La pieza, que lleva el nombre de “Pequeña Silla Eléctrica”, pertenece a la serie Muerte y Desastre de Warhol y se estima que valdría millones de dólares. Según cuenta el rockero nacido en Detroit, la pieza fue almacenada en una pequeña bodega junto con equipo que Cooper había usado para una gira a principios de los 70. Fue la novia por entonces de Alice Cooper, la modelo Cindy Lang, quien pidió dinero Shep Gordon -representante de Cooper- para comprar el Warhol por 2,500 dólares de entonces. La pequeña pieza pasó a formar parte de la colección de objetos destinada a los conciertos, pero desapareció. “En ese momento nadie pensó que tuviera algún valor real”, dijo Gordon al tabloide británico The Guardian. Añade que Warhol no era Warhol. “En aquel periodo todo era un remolino de drogas y bebida". [caption id="attachment_59812" align="alignnone" width="1200"] www.theguardian.com[/caption]   De acuerdo con The Guardian, Warhol y Cooper se conocieron en Nueva York y formaron una amistad por los mismos años en que la obra fue creada. Warhol acudió a un concierto del músico de rock pesado en el que este fingía que moría en una silla eléctrica idéntica a la que Warhol había retratado basándose en una fotografía publicada en la prensa en 1953, del lugar de ejecuciones en la prisión de Sing Sing, en el Estado de Nueva York. La mala noticia es que la obra no está firmada por el propio Warhol y es poco probable que puedan certificar su autenticidad en una subasta. Ahora, casi medio siglo después, Alice Cooper considera colgar el cuadro de la silla eléctrica en su casa. Por Redacción El Heraldo