RACHEL VALDÉS

Rachel Valdés, la artista que llega pisando fuerte

La cubana Rachel Valdés, quien mantiene una relación con Alejandro Sanz, nos platicó sobre su arte, su estancia en España y el amor por la pintura desde su infancia

TENDENCIAS

·
La cubana Rachel Valdés, pareja de Alejandro Sanz, habló de su arte, vida en España y el amor por la pintura desde su infancia. Arte: Christian Chacón

El arte le corre por las venas desde chica. Lo tuvo claro, fue un amor a primera vista con los óleos, pinceles y las acuarelas. Esta artista cubana, reconocida internacionalmente y cada día más posicionada en el difícil mundo del arte, se siente orgullosa y satisfecha de hacia dónde va su trayectoria, algo a lo que no fue fácil llegar. Tesón, sacrificio y esfuerzo, han sido tres de los ingredientes básicos para conseguir el estatus que ahora tiene.

Sus proyectos, esculturas futuristas, juegan con el espacio, con el reflejo en los espejos y la participación del público. Su arte se expone en las calles y ciudades. Hasta el mismísimo Alejandro Sanz, con el que Rachel comparte su vida desde hace más de un año, se ha rendido al arte de su espectacular novia.

De pequeña te presentas a un concurso de pintura y ganas con un dibujo de Fidel Castro. ¿Es ahí cuando decides ser artista?

Desde muy pequeña tuve claro que me gustaba pintar, precisamente por esa razón le pedí a mi madre que me apuntara en concursos y clases de artes plásticas. Siempre supe que sería una buena forma de abstraerme y crear una nueva realidad para mí. Un día me apuntó en un concurso de pintura en la galería de mi barrio, en San Miguel del Padrón, fundada por la gran artista Antonia Eiriz. El tema del concurso era sobre Fidel Castro y su natalicio. Recuerdo que hice un retrato de él dando un discurso en la Plaza de la Revolución y, sí, gané el primer premio. Después de eso me motivó la idea de continuar desarrollando las habilidades de la pintura y el dibujo. Hasta que me apuntaron en mi primera escuela de arte, en el Gran Teatro de La Habana -el antiguo Teatro García Lorca-, y así comenzó todo.

Imagino que como artista tendrás algún referente en el mundo del arte...

Me han influenciado artistas de diferentes épocas y periodos de la historia del arte, especialmente de la Vanguardia del siglo XX, los artistas del expresionismo abstracto norteamericano, me gustaba el manifiesto de “La pintura de acción gestual” (Action Painting), la velocidad de la pincelada y la intensidad y vibración de los colores como, por ejemplo, en la obra de Willem De Kooning, Joan Mitchell o Barnet Newman, y, también, por otra parte, Marcel Duchamp, el padre del Dadaísmo y del arte conceptual.

Pareces estar en medio de una dehesa. ¿Qué estás preparando en Toledo?

Estoy preparando una nueva obra instalativa, está en proceso de construcción, se titula El Pensador, una pieza que guarda relación con mi obra anterior, especialmente con la cuestión del reflejo y la integración de un objeto en el espacio.

Eres considerada una de las artistas cubanas de mayor proyección internacional, ¿mantenerse cuesta o cuesta llegar?

Creo que no es cuestión de llegar, sino de mantenerse. El proceso creativo tiene que ver con la búsqueda constante, el desarrollo de ideas y conceptos. Pienso que eso es lo que resulta verdaderamente desafiante.

Tienes tu estudio en un polígono industrial a las afueras de Madrid, ¿qué se encuentra el visitante en este espacio?

Es un espacio cargado de mi energía, a veces un poco caótico. Es el lugar donde desarrollo mis ideas y llevo a cabo mis proyectos, y es donde estoy la mayoría del tiempo. Por suerte, es un lugar espacioso y con luz, que es todo lo que necesito para crear.

Tu trayectoria incluye una gran lista de reconocimientos, ¿de dónde te viene la pasión por el arte?

En mi caso, desde muy pequeña me decliné hacia ese mundo. Mi abuelo fue historiador del arte, me mostró parte de ese lenguaje, y me resultó apasionante desde que comencé a descubrirlo. El arte es creación, y te atrapa de una manera inigualable.

Has estado dentro de ARCO, la feria de arte contemporáneo más importante de España, con el proyecto Seguimos detrás del muro, ¿tiene algo que ver con el bloqueo cubano?

Detrás del muro es un proyecto que surgió en La Habana en el año 2011, creado por el curador Juan Delgado. La sede se encuentra en el malecón habanero, precisamente el lugar que da soporte a las obras que se exponen. Digamos que es una metáfora de la posición y el contexto conceptual del propio proyecto.

De no haber sido artista, ¿qué te hubiera gustado ser? ¿Qué tiene tu país que da grandes talentos?

Cuba es un país muy rico culturalmente, es cierto que ha dado grandes creadores y artistas. Yo creo que tiene que ver con las raíces y la mezcla de culturas. Si no hubiera sido artista, que lo tuve bastante claro desde pequeña, creo que me hubiera gustado hacer cine, ser actriz. Interpretar personajes ajenos, tener la posibilidad de convertirme en otra persona. Creo que debe ser un mundo interesante.

¿En qué te inspiras?

Me llaman la atención determinados entornos y ambientes. La naturaleza y la arquitectura son fuentes de inspiración para mí. Gran parte de mi trabajo consiste en construir elementos u objetos que creen un vínculo directo del espectador con el espacio, ya sea de carácter visual, emocional, histórico o espiritual. También pienso que me interesa la percepción humana. Me motiva el hecho de crear sensaciones que ayuden a cuestionar la existencia, el espacio que habitamos y nuestra relación como ser humano con el objeto que es la obra de arte y el ambiente que le rodea.

De toda tu obra pictórica seguro que hay alguna que es como tu bebé, ¿ha habido alguna de la que no hayas querido deshacerte

Es difícil deshacerse de la obra, pero a su vez es maravilloso saber que alguien más la observará y convivirá con ella. Tengo algunas piezas guardadas, intento quedarme con una obra de cada serie. Conservo una en especial, es un autorretrato que hice cuando tenía 18 años en óleo sobre lienzo. Es una pieza que siempre estará conmigo.

¿Qué te dicen Kandinski, Malévish, Tatlin o Willem de Koonig? ¿Qué han significado estos grandes para ti?

Todos ellos han sido referentes en mi proceso de estudio y el desarrollo de mi propio trabajo. Figuras destacadas en distintos movimientos de la historia del arte con los que me he sentido identificada, como ha sido la Abstracción, el Suprematismo, el Constructivismo y el Expresionismo abstracto. Tienen en común el ímpetu de la creación y cada uno defendió su filosofía e ideología a través de las grandes obras que dejaron para la posteridad. Piezas que están en los museos y en los libros de historia del arte, esas que cuando las descubres, te mueven algo dentro. Y ese es para mí el verdadero sentido del arte.

Pasaste unos días de vacaciones en Cádiz, en el sur de España, una provincia muy de moda para pasar los veranos. Hay una letra de una copla de un autor muy querido en España, Carlos Cano, que dice: “La Habana es Cádiz con más negritos, Cádiz es La Habana con más salero”. ¿Has podido conocer Cádiz capital y su malecón?

Efectivamente pude visitar Cádiz este pasado verano y, la verdad, me sorprendió el parecido tan cercano que tiene con La Habana, Cuba. Me gustó mucho el malecón y la playa de la Caleta y, por supuesto, su gente, es de esos lugares con encanto que se te quedan en el corazón.

FRASE:

“Mi vida es una historia de esfuerzo y sacrificio”.


* l La artista cubana comenta que las palabras que mejor la describen son serenidad y convicción.
* l Comparte sus piezas por medio de las redes sociales. Síguela en su IG: @rachelvaldes_studio.
* l El grupo Inditex la fichó como educadora de su proyecto cultural: Stradivarius Meet Art.
* l Para Rachel Valdés el arte contemporáneo, como define su arte, es un lenguaje mitológico.

POR VERÓNICA BENJUMEDA
FOTOS: CORTESÍA

MAAZ