Por esta razón las hojas de los árboles cambian de color en otoño

Por esta razón las hojas de los árboles cambian de color en otoño
Por esta razón las hojas de los árboles cambian de color en otoño

Sabes que es otoño, porque cuando menos te das cuenta, ya sientes el aire un poquito más frío, más fuerte y de repente te encuentras con muchas hojas de árbol caídas de diferentes colores dentro de la gama del rojo.

Amarillas, anaranjadas y rojas son todas aquellas hojas que un día fueron verdes. No es un fenómeno tan común en México, pero sí tiene algunos lugares donde puede apreciarse el fenómeno. Incluso, es el sueño de muchos, recorrer un bosque al que esta temporada lo transforme por completo.

Pero ¿Alguna vez te has preguntado por qué pasa? Si bien es un proceso bastante complejo, también se puede explicarlo de manera sencilla y más o menos breve.

Las estaciones del año están interconectadas

Durante la primavera y verano, las hojas son verdes gracias a la clorofila, es decir, ese pigmento verde presente en la mayoría de las plantas , cuyo proceso es clave para la fotosíntesis o conversión de la luz del son en energía, según la Facultad de Ciencias Ambientales de la Universidad Estatal en Nueva York, un lugar donde es muy notorio este fenómeno.

Aunque un árbol puede tener diferentes pigmentos al mismo tiempo, la clorofila es dominante durante las primeras dos estaciones del año, se degrada y luego se vuelve a renovar.

En el otoño , el ambiente se vuelve más fresco y el día dura menos. Sólo por este par de razones, la producción de clorofila se alenta hasta que se detiene por completo en invierno.

[nota_relacionada id= 1248359]

Cuando la clorofila se ausenta, algunos pigmentos que ya estaban ahí se hacen visibles, otros aparecen y así nacen los colores de otoño.

Tipos de pigmentos

Carotenoides: Son los responsables de los tonos naranjas y amarillos, que llegas a ver en los árboles. Por ejemplo en los álamo temblón, el gingko, el arce real, el abedul y la acacia de tres espinas.

Antocianinas: A quienes debemos los tonos rojos, rosas y hasta púrpuras en las hojas de los arces, arbustos ardientes, perales o cornejos floridos. La intensidad depende de la cantidad de sol que reciben y de las noches frías de temporada.

HOJAS AUTUMN
El color de las hojas depende de la temperatura y luz a la que estén expuestas. Foto: Pixabay

Taninos: Estos se revelan hasta que la clorofila y los carotenoides dejan su papel de dominante y son los pigmentos cafés, que a diferencia de los otros, pueden estar presentes todo el año.

Aunque estos pigmentos son los más comunes, la verdad es que no pasa con todos los árboles, pues todo depende del cambio de follaje, el clima, la intesidad de la luz, temperatura y humedad del lugar donde se muestre algún cambio de pigmento.

Por ejemplo, la congelación favorece los tonos rojos, como las hojas de maple.

Por Redacción Digital El Heraldo de México
lctl


Compartir