¡ATERRADOR! Conoce la verdadera historia que hay detrás de La Llorona

Sin duda alguna, La Llorona es una de las leyendas con más fuerza en nuestro país y aquí conocerás sus orígenes

¡ATERRADOR! Conoce la verdadera historia que hay detrás de La Llorona

¿Cuántas leyendas no te han contado sobre La Llorona? Quizá muchas ni las has escuchado, por temor a lo que puede pasar con tan solo mencionar su apodo.

La Llorona es un personaje legendario, y que no sólo en México ha sido conocida, también en algunos países de Latinoamérica. La leyenda trata de una mujer que supuestamente perdió a sus hijos y al ser un alma en pena, los anda buscando con desesperación entre sollozos y lamentos.

Dicen los más sabios que si pones atención en las noches, incluso es posible que se pueda oír a lo lejos.

[nota_relacionada id=1214808]

¿Quién fue La Llorona?

La historia más antigua cuenta que en efecto, sí existió una mujer, pero fue una indígena que se enamoró de un caballero español, con quien comenzó a vivir un intenso y apasionado romance de juventud.

Tras este amor, se dio el nacimiento de tres niños a los cuales jamás nada les faltó. Un día, la joven madre le pidió a su esposo que formalizaran la relación. Sin embargo, él  se negó por temor a ser degradado socialmente debido a la diferencia social que reinaba entre los dos y a costa de su amor, lo evitó, por lo que terminó abandonándola.

https://www.instagram.com/p/BI1WpTNjbhu/?utm_source=ig_web_copy_link

Luego de esta decepción para la esposa, vino una mayor: el caballero se casó con una dama española de alta sociedad. Al enterarse la joven de esta traición, muy dolida y desesperada, enloqueció tras saberse abandonada y por ello, asesinó a sus tres hijos ahogándolos en un río, para después acabar con su propia vida y partir de este mundo juntos.

Desde ese día, se escucha el lamento lleno de dolor de la joven en el río donde esto ocurrió. Cuando se fundó nuestra Ciudad de México, es cuando se comenzó a imponer un toque de queda a las once de la noche y por ello nadie podía salir ya que, según los testimonios de la época, se escuchaba un lamento cerca de la plaza de la Patria.

https://www.instagram.com/p/CETgZCHsw34/?utm_source=ig_web_copy_link

Cuando se buscó el origen de dichos lamentos, veían a una mujer vestida enteramente de blanco, delgada, que se esfumaba a su paso por las calles. ¡Aterrador!

 La verdadera historia de La Llorona

Sin duda alguna, La Llorona es una de las leyendas con más fuerza en nuestro país, y aunque te dijimos que su mito ha traspasado las fronteras, es una leyenda que está asociada con la cultura mexica, de nuestros antepasados, pues su aparición está  vinculada directamente con los presagios funestos anunciaron la llegada de los españoles al México antiguo.

La leyenda de la Llorona como se conoce hoy en día, que apuesta a un alma en pena que deambula por las calles buscando a sus hijos en realidad tiene su origen en el México de mediados del siglo XVI.

Han sido muchos cronistas de la época los que han relatado la verdadera historia de una mujer que recorría las calles de la ciudad al caer la noche, quien iba siempre vestida de blanco y con un velo cubriéndole el rostro. Su andar era marcado por sus gritos de pena, mismos que lanzaba al aire en la continua búsqueda de sus hijos.

La Llorona peregrinaba cada noche por calles distintas, pero se cuenta que sus andares la llevaban de una manera u otra a cruzar la Plaza Mayor, donde está actualmente el Zócalo, con rumbo al oriente de la ciudad.

Más allá de la plaza, la fantasmal figura se perdía al hundirse en los resquicios del lago que en algún momento se extendió por la zona Centro de la ciudad. [nota_relacionada id=1214770]

Sin embargo, los antecedentes de este personaje son mucho más antiguos, y se originan desde los mitos prehispánicos. Sus orígenes vienen desde las diosas madres como Cihuacóatl, Coatlicue o Tonantzin.

Entre los presagios funestos que ella anunciaba, estaba la inminente caída de Tenochtitlán. Muchas veces se oía, una mujer lloraba e iba gritando por la noche; andaba dando grandes gritos:

¡Hijitos míos, pues ya tenemos que irnos lejos! ¡Hijitos míos!, ¿a dónde os llevaré?

Cihuacóatl empezó a aparecer en el lago de Texcoco alrededor del año 1500. Los sacerdotes interpretaron su presencia como una premonición de los próximos sucesos que habrían de acontecerle a los mexicas. La muerte, la guerra y la esclavitud.

Moctezuma ya temía lo peor. Los sacerdotes decían que Cihuacóatl había salido de las aguas y bajado de la montaña para prevenir de la suerte que correrían los mexicas.

Ellos subían a lo alto de los templos y podían ver hacia el oriente una figura blanca, arrastrando o flotando una cauda de tela vaporosa que ondulaba con el paso del viento y siempre se escuchaba su desgarrador grito:

¡Ay mis hijos! ¿A dónde los llevaré para que escapen de tan funesto destino?

Luego, los sacerdotes interpretaron dicha leyenda como una advertencia que se avecinaba para la pronta destrucción del imperio mexica, y era aquella fantasmal aparición la que llenaba de terror a los habitantes de la gran Tenochtitlán.

https://www.instagram.com/p/B2l9YHjnb2L/?utm_source=ig_web_copy_link

Sí, era la misma Cihuacóatl anunciándole a Moctezuma de la destrucción del imperio a manos de aquellos hombres españoles dirigidos por Hernán Cortés, que sometieron a la gran Tenochtitlán y con la caída de todos los pueblos, sufrieron atrocidades tras la invasión. Epidemias, muertes, asesinatos, sus dioses olvidados… todos, a excepción de Cihuacóatl, que fue La llorona.

Esta versión está claramente explícita en el libro: “Visión de los vencidos. Relaciones indígenas de la conquista”, de Miguel León Portilla. [nota_relacionada id=1214809]

Con información de medios

Por Redacción Digital El Heraldo de México

eadp

Escucha y descarga todos los episodios de ¿Qué fue de…?


Compartir